Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Page pide buscar "entre todos" un "camino convergente" para el Congreso y sin ir "marcha atrás" con Sánchez

Ve "probable" que se presente Susana Díaz, aunque cree que aún lo ha decidido y no lo hará "en solitario", y bromea con la campaña de Sánchez
El presidente de la Junta de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha advertido de que el PSOE no está "para experimentos" en el próximo congreso que tiene pendiente celebrar para renovar proyecto y dirección, y que tampoco puede poner "la marcha atrás", sino sólo una marcha hacia adelante. A su juicio, tiene que ser un congreso "muy incluyente" en el que sería bueno que "entre todos" intenten "antes de discutir, cuajar una alternativa, un camino convergente".
Y, aunque no ha querido ponerle nombres y apellidos, sí ha dejado claro por dónde no puede pasar: "No sé con cuál hay que ir, pero lo que tengo claro es que marcha atrás no se puede", ha afirmado en un desayuno informativo de Europa Press en Madrid, en el que ha vinculado esa "marcha atrás" al regreso a la primera fila del PSOE del que fuera su secretario general Pedro Sánchez.
García-Page ha apostado por llevar con calma ese camino hacia el congreso y se ha mostrado confiado en que su partido logrará resolver ese cónclave con unidad. "Hay más posibilidades de que salgamos con una sola dirección y proyecto que con cuatro o cinco vías. No estamos para experimentos, estamos para decirnos con franqueza las cosas y determinarnos a seguir juntos", ha añadido.
El también líder del PSOE de Castilla-La Mancha ha defendido que después de haber pasado unos meses "muy dolorosos y muy difíciles", los socialistas tienen que elegir una "muy buena dirección" y, por eso, ha defendido que no debe centrarse tanto en "hablar de fechas", sino de un proyecto que vuelva a estar "alineado" con los intereses de la gente.
"EL PSOE NO VA A GANAR A PODEMOS 'PODEMIZÁNDOSE'"
Y esto ha dicho, pasa por tener en cuenta que "el PSOE no va a ganar a Podemos 'podemizándose'", aunque algunos en su partido, ha dicho, quieran acercarse al partido morado, que, a su vez, quiere ganar "haciendo PSOE".
Pero, además de hablar del proyecto, Page ha apuntado que el PSOE necesita al frente una persona "con cabeza". En su opinión, éste debe ser el "objetivo" de un proceso que, a su juicio, sólo puede ir hacia adelante.
En este punto, no ha querido pronunciarse sobre si cree que Sánchez se presentará a las primarias, porque, ha dicho, no sabe lo que "decidirá", pero sí le ha recomendado que "si tiene ganas", no espere a saber si "hay agua en el charco", como apuntó Sánchez nada más dejar su escaño en el Congreso.
Además, ha bromeado con sus actos con militantes socialistas --ha visitado Valencia y Asturias-- y ha apuntado que, después de decir que quería "coger el coche para ir a todas las agrupaciones del partido", debería "acelerar el paso", porque "al ritmo que va" el congreso tendría que ser dentro de "ocho años" para que le diera tiempo a hacerlo.
García-Page ha recuperado el tono serio para insistir en que la marcha del PSOE tiene que ir "hacia adelante" y, aunque ha recalcado que no culpa a Sánchez de "todo lo que ha pasado" en el partido, ha animado a todos los socialistas a resolver este congreso "con el corazón y con la cabeza" y no con las "vísceras".
Tampoco ha dado por hecho que la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, vaya a ser candidata al 39 Congreso del PSOE, aunque ha apuntado que eso "entra dentro el programa" de lo previsto y "probablemente" se presente. Eso sí, ha asegurado que no cree que tenga "la decisión tomada ni que la vaya a tomar en solitaria".
A partir de aquí, ha adelantado que va a animar a todos sus compañeros a que, "antes de que se abra el melón", que acaba siendo siempre "la discusión sobre personas", "entre todos" intenten "cuajar antes una alternativa, un camino convergente". "Creo que es posible", ha dicho, convencido de que "la mayoría" en su partido "quiere un proyecto incluyente, clarificador, pero muy incluyente".
Por el momento, no ha querido ponerle nombre a ese proyecto y ha defendido que en el PSOE "hay mucha gente con capacidad". Según ha dicho, no va a desvelar en quién puede pensar porque no quiere "perjudicar a ninguno de los posibles candidatos".
Eso sí, ha asegurado que "todo el mundo" en el partido sabe cuál es su posición y ha insistido en que lo importante es que "tiene que haber una cabeza". "Elijamos a alguien con cabeza", ha remachado.
Al desayuno informativo --patrocinado por Popular, IFS, Suez, Fujitsu, Telefónica, Altadis y KPMG-- ha acudido el expresidente de Castilla-La Mancha José María Barreda, así como diputados y senadores de su comunidad. En nombre de la gestora, han estado la andaluza María Jesús Serrano y la extremaña Soraya Vega.