Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sánchez: "No tenemos nada que negociar con quienes quebrantan la Constitución"

Pedro Sánchez, secretario general del PSOE y candidato a la investidura, ha asegurado este miércoles que frente al desafío soberanista de Cataluña "no tenemos nada que negociar con aquellos que quebrantan la Ley y la Constitución". En una entrevista con Pedro Piqueras en Informativos Telecinco, el líder socialista ha fijado sus prioridades en un acuerdo de Gobierno que pasarían por liberar a España de la corrupción política, la defensa de la Constitución y la integridad territorial, garantizar la permanencia en la Unión Europea y la defensa de la economía de mercado y las empresas.

Durante su entrevista con Pedro Piqueras, el candidato socialista ha hablado de las negociaciones que ha emprendido este miércoles para intentar formar gobierno confiado en poder alcanzar acuerdos tanto con Podemos como con Ciudadanos. Sánchez se reunirá este jueves con Albert Rivera, líder de Ciudadanos, y el viernes lo hará con Pablo Iglesias, de Podemos.

"La política no son los vetos y no se pueden vetar siglas ni ideas", ha dicho Sánchez en referencia a ambos partidos. "A Podemos, Ciudadanos y el PSOE nos une el cambio, por eso les he pedido a los dos partidos que dejen atrás los vetos, que no creemos un nuevo frente y que hablemos de las cosas que nos unen", ha añadido Sánchez.

Según el secretario general del PSOE, existen "puntos en común" entre las tres formaciones en políticas de regeneración democrática, en políticas sociales y económicas, y aunque ha admitido que "todos" tendrán que "renunciar a algunas cosas", ha reclamado a Rivera e Iglesias que pongan "encima de la mesa" las cosas que les unen "para dar estabilidad a este país, que falta hace", ha rubricado.

Ha reiterado también que no negociará con los partidos soberanistas al margen de la ley y la Constitución y ha puesto en valor la historia socialista en la defensa de la unidad de España. "Siempre que ha gobernado el PSOE se ha garantizado la unidad de España. No ha ocurrido lo mismo con el PP", ha dicho Sánchez, quien ha reiterado que los socialistas son "garantes de la unidad de España en su diversidad reconocida".

De los contactos mantenidos con los grupos minoritarios del Parlamento, Sánchez ha sacado la impresión de que "esto ha empezado bien". Preguntado por el origen de su optimismo, el socialista lo centra en que "he visto mucha disposición para evitar unas elecciones", algo que considera, "un rotundo fracaso de la política".

"Extraña" prisa del PP con la investidura

Sobre su plazo para intentar lograr un acuerdo de gobierno, Sánchez ha dicho compartir que es necesario formar un ejecutivo cuanto antes para resolver los problemas de España, aunque ha cuestionado que se le ponga fecha límite al periodo de negociación para la investidura.

"Hombre, si no se le ha puesto fecha a quien ha bloqueado esta situación durante más de 40 días como ha sido el señor Rajoy, me llama la atención que el PP le ponga fecha a quien ha desbloqueado la situación, que es el PSOE", ha expresado Sánchez.

A pesar de las críticas al presidente en funciones, al que ha acusado de "irresponsabilidad que pasará a la historia" por no intentar formar gobierno, Sánchez ha manifestado su deseo de entrevistarse en los próximos días con Mariano Rajoy, con el que asegura mantener "una muy buena relación personal". "Pero creo que no tendremos la ocasión de coincidir en las cosas que necesita este país", ha pronosticado Sánchez.

Ministros con certificado fiscal

El candidato socialista a la presidencia del Gobierno también ha criticado al PP por su relación con diversos casos de corrupción y ha lanzado la promesa de que, si logra definitivamente ser presidente, exigirá a los miembros de su ejecutivo que rindan cuentas sobre su patrimonio personal a la ciudadanía.

"Si yo tengo el honor de ser presidente del gobierno, todos mis ministros y ministras tendrán que conseguir un certificado fiscal expedido por la Agencia Tributaria donde diga claramente cuál es su situación patrimonial y si está al corriente del pago de impuestos para que cada año se examine el incremento patrimonial que puedan tener, y así sabremos si los políticos están al servicio de la gente y no al servicio de sus intereses privados", ha explicado Sánchez.

Diálogo con Susana Díaz

Sobre el apoyo que su partido a estas conversaciones para su investidura, Sánchez, asegura que se ha puesto en contacto este mismo miércoles con la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, para abordar los posibles pactos de cara a la elección y ha dicho haber apreciado una "predisposición muy positiva" en la líder de los socialistas andaluces. Este mismo jueves, además, ha adelantado que conversará con el expresidente del Gobierno Felipe González, cuyas opiniones tiene muy "en cuenta".

También ha explicado que se ha puesto en contacto con todos los presidentes autonómicos y barones territoriales --aunque con algunos no ha podido contactar, ha aclarado.

Durante el Comité Federal del PSOE celebrado el pasado sábado, la presidenta de la Junta de Andalucía aseguró que no veía claro un Gobierno de coalición de su partido con Podemos y recalcaba que el pasado 20 de diciembre los socialistas sacaron el peor resultado de su historia.

Según Sánchez, en la conversación mantenida este miércoles, por contra, ha apreciado en la líder de los socialistas andaluces una "predisposición muy positiva" para dialogar e intentar formar gobierno y se ha felicitado de contar con el apoyo del partido para ello. "Es una responsabilidad tan grande que yo agradezco ahora de corazón que el partido esté detrás mío", ha apostillado.

Asimismo, ha adelantado que este mismo jueves hablará con el expresidente del Gobierno Felipe González --que también alertó recientemente contra un gobierno con Podemos-- y ha recalcado que tiene sus opiniones "muy en cuenta". "Tengo muy buena relación con él desde hace muchísimo tiempo y lo considero uno de mis referentes políticos e intelectuales", ha apostillado.

El secretario general del PSOE ha lamentado que las intervenciones de algunos barones territoriales durante el Comité Federal del pasado sábado hayan visto la luz y ha enfatizado que "para que haya debate en libertad no puede haber este tipo de filtraciones".

En cualquier caso, ha subrayado que el PSOE es un partido "muy democrático, plural y que debate y delibera incluso en términos muy intensos como se ha podido comprobar" y ha recordado que "400.000 militantes" podrán opinar sobre los pactos de investidura.

Reprimenda a Margallo

Pedro Sánchez ha considerado de "impropio" la advertencia que este martes lanzó el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación en funciones, José Manuel García-Margallo, a los socios internacionales del riesgo de que España pueda salir de la alianza contra el Estado Islámico si gobierna el PSOE junto a Podemos. En este sentido, ha pedido que haya "bromas y frivolidades las justas".

"Me parece, primero, impropio que un ministro de Asuntos Exteriores en funciones haga este tipo de declaraciones a sus socios de otros países internacionales. Me parece impropio --ha reiterado--. Y, en segundo lugar, es que no es cierto", ha dicho Sánchez.

El jefe de la diplomacia española en funciones alertó ayer en Roma a los países que forman la Coalición internacional de lucha contra Daesh de que con un Gobierno PSOE-Podemos en el que se impusieran las tesis del segundo partido existiría el riesgo de que España fuera "el primer país de los 66 que abandonase la coalición internacional".

El líder de los socialistas ha asegurado que estas declaraciones de García-Margallo le han "decepcionado" porque, en su consideración, era una de las personas "más moderadas" del Gobierno de Mariano Rajoy y esto ha demostrado que "es justo lo contrario".

"Bromas las justas y frivolidades las justas", ha destacado el secretario general de los socialistas y ha recordado que fue él quien en marzo de 2015 propuso al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, llegar a un acuerdo para la lucha contra el yihadismo. "El PSOE lo ha hecho siempre desde hace 30 años", ha insistido.

Asimismo ha aseverado que su partido "está donde siempre ha estado, en la unidad de los demócratas para luchar, desgraciadamente, contra un desafío global y tan real como es el del terrorismo yihadista".