Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La reunión a cuatro constata que hay "gran sintonías programáticas" entre ellos

Tras cinco horas de reunión de los representantes del PSOE, IU, Podemos y sus confluencias, los 22 representantes de estos grupos solo han sido capaces de constatar las "muchas sintonías programáticas" que les unen además de citarse para un nuevo encuentro a partir de las 20.00 horas de este martes.

Así lo ha anunciado en rueda de prensa el portavoz de IU-UP en el Congreso, Alberto Garzón, al término del encuentro, que ha durado casi cinco horas. En su opinión, esta primera reunión ha sido un "éxito", y por ello se ha mostrado "optimista".

"Este espacio a cuatro no se agota hoy, vamos a seguir reuniéndonos", ha indicado, añadiendo que al mismo tiempo las fuerzas distintas podrán mantener encuentros a dos. De hecho, el propio Garzón ha sido el encargado de explicar que este martes a la seis de la tarde, los equipos negociadores de PSOE y Podemos mantendrán su primer encuentro a solas.

La reunión multilateral prevista para este martes permitirá, según Garzón, fijar los temas con más concreción y empezar a explorar todas las posibilidades reales de sellar acuerdos sobre políticas concretas.

El método que han acordado consiste en incorporar a la conversación el trabajo que tanto Compromís como IU-Unidad Popular había ya adelantado en sus conversaciones a dos con los socialistas.

"IU volcará todo lo que ha avanzado en este espacio a cuatro", ha indicado Garzón, refiriéndose, en concreto a lo que ellos denominan temas de "emergencia social" y de regeneración democrática.

El portavoz de IU ha subrayado que el encuentro se ha desarrollado en un tono "muy cordial" y que la mera reunión ya ha sido un "éxito" puesto que dos de los actores fundamentales para un pacto de izquierdas --Podemos y el PSOE-- llevaban 63 días sin explorar siquiera un posible pacto.

Diálogo sincero y fructífero

"Tenemos que felicitarnos por haber facilitado esta oportunidad", ha comentado el anfitrión de la cita, quien ha destacado que todos han hablado con "sinceridad", que el diálogo ha sido "muy fructífero", y que este formado "multilateral" ha demostrado ser "muy adecuado".

En este sentido, ha comentado que también se ha evidenciado que hay que "dejar de hablar a través de los medios de comunicación, ser más afectivo con el resto de organizaciones y salir de ese espacio hostil en el que se han dirigido unas organizaciones y otras".

Garzón ha mostrado su deseo de que la cita haya servido para poner los "cimientos y mimbres suficientes para articular una alternativa a un gobierno de derechas" y ha hecho hincapié en que la conversación ha sido "con los programas por delante". "Se ha hablado única y exclusivamente de programa", ha sentenciado el portavoz de IU-UP.

Además, ha dejado claro que las fuerzas de izquierda hacen "política a pesar de Albert Rivera", remarcado que, hay que "intentar" el pacto de facilitar un gobierno de izquierdas aunque el PSOE pudiera anunciar un acuerdo con Ciudadanos este mismo martes. Eso sí, ha insistido en que IU-UP estaría "incómoda" en esa tesitura y que cualquier acuerdo programático debe contar con "coherencia política".

161 escaños y once millones de votos

"Los que nos hemos reunido hoy sumamos 161 escaños y 11 millones de votos de ciudadanos de izquierdas que quieren que intentemos un gobierno de izquierdas que no tenga que asumir el programa económico de Ciudadanos", ha sentenciado, evitando opinar sobre el hecho de que el PSOE haya seguido negociando con el partido de Albert Rivera mientras se desarrollaba la reunión a cuatro.

"Esperamos que esto pueda acabar con un acuerdo exitoso en la izquierda", ha insistido Garzón quien, no obstante, ha admitido que no se puede responder a la pregunta de cómo acabará el camino iniciado este lunes y que, pese a su "optimismo", ven las cosas con "realismo".

El tiempo apremia pero hay que intentarlo

Garzón ha reconocido que "el tiempo apremia" porque el debate de investidura arranca el día 2 y algunas formaciones tienen que someter el pacto, si se logra, al veredicto de sus bases, pero no ha querido fijar plazo tope.

"Hablaremos el martes, el miércoles, el jueves... y si hay que estar sin dormir se está sin dormir. Hay que intentarlo porque la ciudadanía nos los está pidiendo", ha reiterado, aunque ha admitido que también hay "variables" ajenas a esa mesa a cuatro que influirán en el resultado final. "Pero creemos es posible generar un propuesta atractiva de programa", ha reiterado.

Garzón ha hecho hincapié en que, en esta fase, IU sólo está hablando de un acuerdo para la investidura y que si se exploran otras fórmulas de colaboración será más adelante. También ha destacado que en esta primera cita no se ha hablado del futuro gobierno de su composición o su estructura ni tampoco sobre el referéndum en Cataluña que defienden Podemos, sus confluencias, IU-UP y también Compromís.