Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

IU apoyará a Sánchez si le gusta su programa aunque pacte con Ciudadanos

Pedro Sánchez se entrevista con los representantes de IU-Unidad Popular, Cayo Lara y Alberto GarzónEFE

Los dirigentes de Izquierda Unida Cayo Lara y Alberto Garzón han explicado este miércoles que su organización apoyará la investidura del socialista Pedro Sánchez si comparte el programa con el que se presente y con independencia de quiénes sean sus socios, incluido Ciudadanos. Además, no han descartado la posibilidad de entrar a formar parte de un Gobierno de coalición, aunque consideran que esa opción forma parte de una segunda fase de las negociaciones.

Así lo han explicado el coordinador federal de IU y el diputado y candidato el pasado 20 de diciembre después de mantener una reunión con el secretario general del PSOE en la ronda de contactos que ha abierto para explorar las posibilidades de sumar apoyos para ser elegido presidente del Gobierno.
Lara y Garzón han acudido a esa reunión con la batería de 16 medidas que aprobó la Presidencia Federal de IU para apoyar la conformación de un Gobierno "progresista" y alternativo a las políticas "regresivas" del PP. Esas propuestas incluyen la derogación de leyes, como la Lomce o la Ley Mordaza, y propuestas programáticas como la subida del Salario Mínimo Interprofesional.
Según han constatado, en algunas de esas medidas ya comparten postura con el PSOE, mientras que en otras, como la derogación de la reforma laboral socialista, no están de acuerdo y tendrán que ser objeto de las negociaciones entre las comisiones designadas por ambos partidos en las reuniones que comiencen la próxima semana.
En cualquier caso, el pacto al que llegue el PSOE para su investidura será el que determine la posición de IU-Unidad Popular, con independencia de quiénes sean sus socios en el acuerdo. Esto incluiría un posible apoyo a un pacto PSOE-Ciudadanos, aunque Garzón ha reconocido que es difícil que puedan compartir en ese caso las políticas sociales o económicas.
En cuanto la posibilidad de entrar a formar parte de un Gobierno de coalición, como propuso Podemos, tanto Cayo Lara como Garzón han insistido en varias ocasiones en que ese asunto no está aún sobre la mesa y forma parte de la segunda fase de las negociaciones. Sin embargo, tampoco han descartado la posibilidad porque están abiertos a "todas las opciones".
CUATRO ESCENARIOS DE ACUERDO
El coordinador federal de IU ha explicado que hay cuatro posibles escenarios en caso de alcanzar un acuerdo con el PSOE: apoyo a la investidura, acuerdo programático para un año, pacto de legislatura o Gobierno de coalición. Cualquiera de ellos será objeto de una consulta a la militancia, como aprobaron los órganos de dirección de la organización.
En este contexto, Garzón se ha mostrado optimista respecto a la posibilidad de que las negociaciones salgan adelante y ha advertido de que los escenarios alternativos son un Gobierno del Partido Popular o bien la repetición de las elecciones, de las que también el PP "saldría fortalecido". "Que gobernara el PP o repetir las elecciones sería un fracaso como país", ha reconocido.
Cayo Lara ha asumido que, sea cual sea la solución, la legislatura será "difícil" con votaciones "de infarto", pero cree que "hay que intentarlo" y, si no funciona, siempre se pueden celebrar elecciones anticipadas dentro de un año.
En este sentido, ha lanzado una advertencia al resto de formaciones y ha sostenido que, en esta "partida de póker", quien ponga "chinas en las ruedas" va a perder "credibilidad" ante la opinión pública.
SIN LÍNEAS ROJAS
Ambos han asegurado que los representantes de IU se dejarán "cuerpo y alma" en que el acuerdo salga adelante y durante las negociaciones sólo tendrán la vista puesta en el programa que se pacte, sin "mirar" a otras formaciones y tener líneas rojas "como tales".
En cuando al debate sobre Cataluña, Garzón ha recordado que IU apoya el derecho a decidir pero no la independencia, aunque ha sostenido que no se trata de una exigencia que pueda anteponerse a otras medidas como la derogación de la Lomce o la Ley Mordaza.
En este sentido, Cayo Lara ha sostenido que en relación con Cataluña hace falta "mucho diálogo" y resolver los problemas sociales, y entonces "bajará la intensidad" de la "presión independentista".