Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Pacte pel Referèndum insta al acuerdo Gobierno-Generalitat sin aludir a la unilateralidad

Hará campaña en Cataluña, toda España y Bruselas en busca de apoyos
El Pacte Nacional pel Referèndum ha instado este lunes a Gobierno y Generalitat "a superar las dificultades políticas y los apriorismos, y a alcanzar finalmente el acuerdo que establezca las condiciones y las garantías justas y necesarias" para un referéndum, aunque no alude a la posibilidad de que sea unilateral.
El coordinador de los trabajos del comité ejecutivo del Pacte, Joan Ignasi Elena, ha explicado en rueda de prensa que así lo recoge el manifiesto que han elaborado, y que quieren aprobar en la reunión que probablemente celebrarán el miércoles 1 de febrero.
Acompañado del resto de miembros del Pacte, ha subrayado que el manifiesto concreta que este referéndum deberá ser reconocido por la comunidad internacional, y su resultado deberá ser "políticamente vinculante y efectivo".
También consideran que la voluntad de expresión de los catalanes a través de un referéndum es mayoritaria y transversal, y que "el actual marco jurídico, como han defendido expertos en derecho constitucional, permite la realización de un referéndum en Cataluña acordado con el Estado".
Añaden que el derecho, siendo susceptible de interpretaciones diversas, debe entenderse como un instrumento "para encontrar soluciones democráticas a los problemas políticos y no para crear de nuevos o para agravar los existentes".
Elena también ha anunciado que impulsarán una campaña en Cataluña, en el resto de España y en Bruselas para dar a conocer y buscar adhesiones en favor de que los catalanes puedan votar, y que quieran iniciarla tras la próxima reunión del Pacte.
Empezarán en Cataluña la búsqueda de adhesiones, dirigiéndose en primer lugar a las más 4.000 entidades del Pacte Nacional pel Dret a Decidir (PNDD), a las que pedirán "un apoyo activo".
También harán presentaciones del manifiesto y de sus objetivos en todo el territorio catalán, para contactar más directamente con entidades, instituciones, electos y particulares que quieran sumarse.
Lo mismo harán en el resto de España, porque "hay mucho recorrido y que cada vez hay más personas que defienden que lamejor manera de dirimir los conflictos es a través del voto".
PARLAMENT
El manifiesto reconoce el Parlament como la institución democrática donde se manifiesta la voluntad popular de Cataluña, por lo que apoyarán "aquellas iniciativas y acuerdos que surjan para la articulación" del referéndum.
"Esto no va más allá, no tiene indirectas ni abre nuevas vías: las vías que se puedan abrir no las decidiremos nosotros", ha remarcado Elena al preguntársele por la posibilidad de un referéndum unilateral.
Según él, el comité ejecutivo tuvo un debate intenso pero fácil sobre la unilateralidad, porque los participantes en la primera reunión, en diciembre, dejaron "muy claro" que el marco común es el referéndum acordado.
"Quien quiera ir más allá ya será algo que cada entidad, persona o partido hará en el ejercicio de su actividad política", ha añadido Joan Ignasi Elena.
Además de Elena --exdiputado del PSC, del que ya no forma parte--, este comité, heredero del PNDD, está formado por los exdiputados de ICV en el Parlament Francesc Pané y Jaume Bosch; la exalcaldesa de Badalona (Barcelona) Maite Arqué; la exconcejal en Barcelona Itziar González; la exconsellera de CiU Carme-Laura Gil; la exdiputada de ERC Carme Porta, y el director de la revista 'Català International View', Francesc de Dalmases.