Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El rapero Pablo Hasel declarará mañana en la Audiencia Nacional por una canción contra la monarquía

El rapero catalán Pablo Hasel ha sido citado a declarar de nuevo en la Audiencia Nacional, en esta ocasión por su canción 'Juan Carlos el Bobón' en la que critica a la monarquía y asegura que sus integrantes tienen "los años contados porque se acerca la república popular".
Tendrá que declarar mañana por el tema en el que acusa al padre de Felipe VI de ser "un borracho" y "dilapilar el dinero en juergas" y dice que medio país desea "la guillotina a la infanta Cristina".
"Tomará su palacio la revolución, no habrá guardia real que evite que los republicanos juzguemos a Felipe", agrega y también muestra su esperanza en que "Froilán dispare a la toda la familia real"."Tu trono obsoleto no me merece respeto, pronto se irá a pique", concluye.
Hasel ya declaró el pasado mes de septiembre ante el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata, por una quincena de tuits publicados en los últimos meses en la red social contra la Corona y de apoyo a miembros del Grupo de Resistencia Antifascista Primero de Octubre (Grapo).
Sobre el cantante pesa una condena de dos años de prisión por enaltecimiento del terrorismo por subir a youtube canciones con letras como "No me da pena tu tiro en la nuca, pepero", "que alguien clave un piolet en la cabeza de José Bono", "¡merece que explote el coche de Patxi López!", "es un error no escuchar lo que canto, como Terra Lliure dejando vivo a Losantos" o "pienso en balas que nucas de jueces nazis alcancen".
SEGUNDA DENUNCIA
Esta no es la única denuncia que pesa contra el rapero ya que el alcalde de Lleida, Àngel Ros, le acusó de amenazarle de muerte en otro de sus temas.
Según denunció Ros, en la canción aludida se decía que el primer edil "merece también un navajazo en el abdomen y colgarlo en una plaza" y "que li fotin (metan) una bomba, que revienten sus sesos y que sus cenizas las pongan en la puerta de la Paeria".