Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El rapero Pablo Hasel declara hoy en la Audiencia Nacional por sus tuits contra la Corona y apoyo a los Grapo

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata, ha citado a declarar este jueves como investigado al rapero catalán Pablo Hasel por una quincena de tuits publicados en los últimos meses en la red social contra la Corona y de apoyo a miembros del Grupo de Resistencia Antifascista Primero de Octubre (Grapo).
El magistrado ha atendido de este modo la nueva denuncia presentada en contra del cantante por la Fiscalía de la Audiencia Nacional, que le imputa delitos de enaltecimiento del terrorismo, contra la Corona y calumnias e injurias contra las instituciones del Estado.
Sobre el cantante ya pesa una condena de dos años de prisión por enaltecimiento del terrorismo por subir a youtube canciones con letras como "No me da pena tu tiro en la nuca, pepero", "que alguien clave un piolet en la cabeza de José Bono", "¡merece que explote el coche de Patxi López!", "es un error no escuchar lo que canto, como Terra Lliure dejando vivo a Losantos" o "pienso en balas que nucas de jueces nazis alcancen".
Tras conocer la citación, el rapero recurrió a las redes sociales para mostrar su rechazo por la misma manifestando que "el tribunal fascista", en referencia a la Audiencia Nacional, podía citarle las veces que quisiera que él no callaría "jamás". "Que me encierren, que me maten si quieren, pero jamás callaré, jamás", escribió en su cuenta personal de Twitter.
En sus mensajes de la red, Hasel califica al monarca de "ladrón", acusa a la Policía de "golpear y torturar" y se refiere a las cárceles como "centros de exterminio". Su perfil @pablohasel cuenta con 55.700 seguidores y, según la Fiscalía, "es muy activo", llegando a generar 200 mensajes diarios.
El Ministerio Público ha pedido también que se advierta al tribunal que le condenó de las nuevas acusaciones que pesan en su contra. La pena no fue ejecutada debido a que el rapero no contaba entonces con antecedentes penales.
SEGUNDA DENUNCIA
Esta no es la única denuncia que pesa contra el rapero ya que el alcalde de Lleida, Àngel Ros, le acusó de amenazarle de muerte en otro de sus temas. En este caso la Fiscalía leridana solicita una pena de un año y tres meses de cárcel.
Según denunció Ros, en la canción aludida se decía que el primer edil "merece también un navajazo en el abdomen y colgarlo en una plaza" y "que li fotin (metan) una bomba, que revienten sus sesos y que sus cenizas las pongan en la puerta de la Paeria".