Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puntualizaciones al "pacto de Estado" contra el terrorismo yihadista

Después de que el Gobierno haya anunciado un "pacto de Estado" contra el terrorismo yihadista con el PSOE -con la voluntad de incorporar al máximo número posible de grupos parlamentarios- comienzan las puntualizacione de unos y otros. El PSOE ha señalado que algunas de las propuestas presentadas por el Ejecutivo se basan en "conceptos jurídicos indeterminados" que generan "inseguridad jurídica" y ofrecen "pocas garantías" a los ciudadanos y que, por eso negociará con el Gobierno para mejorarlas. Por su parte, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, se ha mostrado dispuesto a matizar el adiestramiento pasivo, si son policías o periodistas quienes visiten webs yihadistas. En cualquier caso, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, desde Atenas ha dicho que sería una "insensatez y una irresponsabilidad" que no hubiese acuerdo entre el PP y el PSOE y ha desvelado que ayer habló con el secretario general socialista, Pedro Sánchez, sobre este asunto.

El acuerdo entre el PP y el PSOE consisten en impulsar una ley orgánica urgente con medidas contra el yihadismo. "Sería una insensatez que el PP y PSOE no llegáramos a un acuerdo. Estoy satisfecho, espero que se pueda cerrar pronto y que se tomen medidas lo más rápido posible", ha dicho Rajoy en presencia del primer ministro griego, Antonis Samarás.
Según ha dicho Rajoy se considerará terrorismo los desplazamientos a zonas de conflicto, se penalizará el adiestramiento pasivo o se desvinculará los tipos de terrorismo del concepto de organización para poder combatir la figura del lobo solitario.
El Gobierno –ha dicho Rajoy- está abierto a las sugerencias del PSOE. Preguntado acerca de si este puede ser el primero de otros pactos de Estado entre el PP y el PSOE, el presidente no se ha pronunciado, pero ha manifestado la importancia de que en los temas de estado los grandes partidos se entiendan. "Los países lo que necesitan es seguridad", ha zanjado el presidente.
Por otro lado, el portavoz parlamentario socialista, Antonio Hernando, ha confirmado la voluntad de su partido de consensuar con el Gobierno, y con todas las fuerzas que quieran sumarse, las nuevas medidas para combatir el yihadismo.
En su opinión, expresada en declaraciones a la Cadena Ser, las enmiendas propuestas por el Gobierno a los artículos 561 y siguientes del Código Penal ofrecen pocas garantías en la tipificación de algunos tipos legales, de manera que una manifestación legal "si se considera un acto de desorden público podría ser considerada terrorismo", lo que sería "absolutamente excesivo y desproporcionado".
Así, ha puntualizado que el PSOE pretende ayudar a "mejorar la técnica legislativa", porque considera que un asunto tan complejo requiere seguridad jurídica, y para crear herramientas contra el terrorismo "sin perder un ápice de libertad".
Hernando ha saludado que el Gobierno haya decidido sacar de la amplia reforma del Código Penal --que se aprobará en una semana con el voto en contra del PSOE--, lo relativo a la lucha contra el yihadismo para permitir que este capítulo salga adelante con el consenso de todos.
Según Hernando, el PSOE ha querido "participar y asumir una responsabilidad desde la oposición" porque considera importante que haya unidad contra el terrorismo yihadista. "Nosotros hemos gobernado España y aspiramos a volver a hacerlo, y sabemos lo que es luchar contra el terrorismo con unidad y hacerlo desunidos", ha añadido, animando a otros partidos a sumarse al consenso.
Pese a las discrepancias en las medidas concretas, el dirigente socialista está convencido de que "con buena voluntad" es posible llegar a un acuerdo satisfactorio para todos.
RETICENCIAS CON EL REGISTRO DE PASAJEROS
Por otro lado, Hernando ha dejado claro que al PSOE sigue sin gustarle la creación del futuro registro de pasajeros (PNR) tal como está planteado actualmente, aunque este asunto no forma parte de la negociación con el Gobierno porque no se enmarca en la reforma del Código Penal.
Según ha dicho, los socialistas consideran que no está bien definido quién custodia los datos de los pasajeros, durante cuánto tiempo y cómo se utilizan esos datos. "Mientras no se determine no podremos estar de acuerdo", ha avisado.
El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha recordado precisamente sobre este asunto que uno de los países que más impulsó el PNR en 2010 en la UE fue España, con Alfredo Pérez Rubalcaba como ministro de Interior.
Además, aunque no ha querido criticar ni analizar la investigación que está llevando a cabo Francia sobre los terroristas que atentaron contra 'Charlie Hebdo', cree que si hubiera estado en vigor un PNR europeo "la situación habría estado más controlada".
Fernández Díaz, ha subrayado que el PNR no está destinado el control de fronteras, porque para eso ya están las llamadas API (información avanzadas de los pasajeros que facilitan a las fuerzas de seguridad las compañías aéreas), sino la prevención e investigación de delitos graves.
Y ha insistido en que el PNR no recogerá datos de etnia o color de piel sino otros como si el pasajero factura o no equipaje, si lo ha dejado en alguna escala o si venía acompañado y ha dejado de estarlo. También ha hecho hincapié en que se puede garantizar la privacidad de los datos en las investigaciones.
Fernández Díaz ha reconocido que está dispuesto a matizar el nuevo delito de adiestramiento pasivo, porque "no es lo mismo que sea un periodista o un policía" quien visite de forma "habitual" una web yihadista, que el que lo haga "otra persona".
"Se da por supuesto que quedaría acreditado en la investigación policial o judicial, pero no está de más que quede precisado en el texto legal", ha dicho en una entrevista en RNE, a modo de ejemplo sobre los posibles cambios que pueden sufrir las medidas contra el yihadismo en la negociación con el PSOE.
Según ha dicho, tiene la "sensación" de que la negociación con el PSOE de nuevas medidas contra el yihadismo no será "sobre el fondo" sino más bien sobre "precisiones de carácter jurídico", aunque ha reconocido que estas también son importantes.
El ministro ha explicado que Gobierno y PSOE están de acuerdo en acordar, pero también en el procedimiento --una proposición no de ley-- y en trabajar a partir de las 12 enmiendas al Código Penal que presentó el PP para combatir el yihadismo, y que ahora se retirarán de la reforma de este texto que se aprobará la semana que viene en el Congreso.