Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE se desmarca de la polémica generada en Ferraz por El Gordo y sostiene que el partido "no distribuye" lotería

El PSOE se ha desmarcado de la polémica generada en su sede de la madrileña calle Ferraz después de trascender que cinco décimos de El Gordo del sorteo de la Lotería de Navidad habían sido regalados al partido. "El PSOE como organización no administra, distribuye o gestiona Lotería de Navidad", ha aclarado la Gestora del partido mediante un comunicado.
Del mismo modo, el PSOE ha explicado que "son los propios trabajadores y trabajadoras los encargado de la administración, distribución y gestión del número jugado" dentro del partido, el 91.674, que no ha resultado premiado. Sin embargo, en el comunicado se precisa que "algunos trabajadores y trabajadoras" de Ferraz "a título personal" han sido agraciados con El Gordo.
Según han confirmado a Europa Press fuentes socialistas, los cinco décimos con el número 66.513 que llegaron a Ferraz habían sido regalados por la administración del Paseo de la Esperanza, donde se ha despachado el primer premio del sorteo, y también el número 'oficial' que juega el PSOE, que no ha obtenido ni la pedrea.
Sin embargo, según estas fuentes, dos de esos décimos se repartieron en participaciones, no en toda la casa, y otros tres se lo quedaron tres trabajadores de Administración, entre ellos el gerente del partido, Goyo Martínez.
Así, y después de los primeros momentos de alegría por el premio recibido, que fue anunciado incluso en las redes por el PSOE, se ha generado un profundo malestar entre los trabajadores del partido y, en particular, del área de administración.
Algunas de estas personas se preguntan por qué si estos décimos eran regalados como agradecimiento por la compra de un número entero no se repartieron entre todos.
En un primer momento, fuentes de Ferraz explicaron que los agraciados eran todos trabajadores de la casa y entre ellos no había ningún dirigente político. "Felices porque muchos trabajadores/as de la casa en Ferraz han sido agraciados con el gordo de Navidad. Un gran final para un año difícil", fue su anuncio en Twitter.