Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE castiga a los diputados que votaron no en la investidura de Rajoy

Las Comisiones del Congreso se reparten entre diputados como premio o como castigo. Esto último es lo que está haciendo el PSOE que está retirando de los puestos de responsabilidad a los diputados que rompieron la disciplina de voto en la investidura de Mariano Rajoy. El primero de la purga ha sido José Zaragoza. Soraya Rodríguez le ha sustituido al frente de la Comisión Mixta para la Unión Europea. Tampoco el balear Pere Joan Pons ejercerá de portavoz como estaba previsto. Eduardo Madina ocupará su cargo. Son los primeros damnificados por no seguir las instrucciones de la gestora. Pero habrá más. Ningún diputado del PSC va a presidir una comisión. El primer secretario de los socialistas catalanes acata la decisión. El PSC tampoco estará en la dirección del grupo. Se irá Meritxell Batet y de Baleares, Sofía Hernanz. Francina Armengol critica el veto. Otro caso es el de la independiente Margarita Robles. Ella ya preside la Comisión de Justicia y para que deje de hacerlo, su grupo tendrá que echarla. Está por ver qué pasará con los diputados que dijeron NO y ocupan cargo en el partido. Mañana la gestora decidirá si les releva.