Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE despide por burofax a once trabajadores de su federación madrileña

La Comisión Ejecutiva Federal del PSOE ha comunicado este jueves al Comité de Empresa del PSM que ha dado por finalizados 11 contratos de trabajo de obra y servicio determinado que se encontraban vinculados al mandato de la Comisión Ejecutiva Regional tras la disolución de los órganos de dirección del partido madrileño.

Además de informar al Comité de Empresa, Ferraz ha enviado esta comunicación vía burofax a los trabajadores afectados junto con una propuesta de liquidación y finiquito del contrato. Según han explicado, este finiquito estará a disposición de los despedidos en la sede del PSM en Callao.
El presidente del Comité de Empresa, Ernesto López García, ha explicado a Europa Press que sobre las 17.50 de esta tarde ha recibido por correo electrónico una comunicación en la que se explicaba que se daba por finalizados el contrato de once trabajadores sin detallar los nombres. "Son once personas que tenían contrato de obra y servicio y que ahora se quedan sin trabajo", ha explicado.
López García ha lamentado esta situación y ha señalado que se ha dirigido a la Comisión Gestora presidida por Rafael Simancas para pedirle que se actúe como en 2007, cuando se volvió a contratar "de manera inmediata" a los trabajadores cesados por este mismo motivo. Justifica esta petición en que "estos puestos de trabajo ya estaban presupuestados en el Plan de Viabilidad".
Actualmente, en la plantilla hay cerca de medio centenar de personas. A todas aquellas que realizan sus labores en la sede de Callao se les ha comunicado que tienen un permiso de manera indefinida hasta que la Gestora les comunique su vuelta. De momento, según el presidente, no se han puesto en contacto con ellos en este sentido.
Por su parte, el diputado José Manuel Franco, que estuvo en la gestora de 2007, ha explicado a Europa Press que lo que hicieron entonces fue hacer un "contrato temporal" a aquellas personas que contratados "a modo de personal de confianza" se les acaba el contrato en el momento en que la Ejecutiva terminaba su mandato.
"La idea era que nadie se quedara en la calle y se hizo un contrato temporal hasta que se constituyó una nueva Ejecutiva y ésta decidiera continuar o no con los trabajadores", ha explicado el diputado.