Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE critica la "incoherencia" del PP con la reforma del aborto

La secretaria de Igualdad del PSOE y diputada en el Congreso, Carmen Montón, ha criticado la "incoherencia" del PP al hablar del aborto como un derecho en su reforma, así como el "uso electoralista" que a su juicio hace con ella para recabar los votos de los "sectores más conservadores".

La también portavoz socialista en el Congreso responde así a las palabras de este lunes del ministro de Justicia, Rafael Catalá, insistiendo en que, en la actual legislación socialista, el aborto no es un derecho como tal y "por tanto no hay que derogarlo".
Es más, el titular de Justicia ha precisado que en la ley de plazos de 2010 lo que está reconocido es "un derecho de las mujeres para tomar decisiones sobre su vida sexual o su actividad reproductiva".
Por su parte, el portavoz del grupo socialista, Antonio Hernando ha asegurado que el PP tiene "un problema muy grave", porque "ha deshecho el consenso con el que se aprobó la ley de 2010" y cuando ahora habla de buscar consenso es "con la parte más extrema del PP y con la Conferencia Episcopal" y a costa de los derechos de las mujeres.
En declaraicones a Cuatro, Hernando ha asegurado que los "seres humanos normales" no quieren un partido "que cada vez que hay un proceso electoral utiliza los derechos de las mujeres para que sus expectativas electorales vayan al alza, como si fuesen acciones".
"EL GOBIERNO HACE TRAMPAS"
A juicio de Montón, el Gobierno está haciendo "trampas" con la reforma del aborto primero al hablar de introducir en la proposición de ley, vía enmienda del PP, que el aborto no es un derecho, con el objetivo de satisfacer a los provida de su grupo parlamentario.
"Nos están haciendo trampas. Colocan una bola trucada y la van moviendo. Lo único que se saca en claro es que no vamos a pedir ni permiso, ni perdón para ser o no madres o formar familias, que no nos toquen la ley", insiste la diputada.
Además, Montón rechaza la "incoherencia" del PP porque nunca se sabe cuándo se habla desde el Gobierno, desde el grupo parlamentario, o desde el propio Ministerio de Justicia con este asunto. "No hay nadie que lo lidere", ha subrayado.
"Hay mucha incoherencia también porque se comporta con los derechos sexuales y reproductivos como un trilero. Presenta en el Congreso una proposición de ley de reforma del aborto sin pasar por los órganos consultivos y Catalá habla de que está buscando el consenso, pero no han llamado a ningún grupo parlamentario, ni a ningún experto", agrega Montón.
La socialista advierte a su vez de que el PP habla del aborto como un derecho "a la ligera" cuando la OMS y la ONU reconocen "el libre derecho a decidir de las mujeres sobre su sexualidad y sus derechos reproductivos", tal y como recoge la ley en vigor.
DEVOLVER A LAS MUJERES AL TÚNEL DEL PASADO
Carmen Montón advierte de que el objetivo último de esta reforma sobre la regulación de la interrupción voluntaria del embarazo es "devolver a las mujeres al túnel del tiempo para colocarlas en los años 80", cuando no podían tomar decisiones sobre sí mismas, que en la actualidad sí.
Finalmente, la socialista destaca el alto grado de consenso que se alcanzó con la regulación vigente que la ley, sin contar el PSOE con la mayoría absoluta, no regresó al Congreso, sino que vio la luz desde el Senado.
Asimismo, ha subrayado que se creó en el Congreso una subcomisión de estudio, previa elaboración de la ley actual, para contar con la opinión de expertos sobre la materia y alcanzar así el mayor consenso posible.