Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los sectores del PSOE de Sevilla afines a Díaz y a Sánchez se sientan a negociar una lista única e integradora

El sector del PSOE de Sevilla afín a la secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz, y la vertiente alineada con el secretario general electo del PSOE en el plano federal, Pedro Sánchez, celebran la tarde de este viernes una reunión, al objeto de intentar alcanzar un acuerdo para la conformación de la relación de 56 delegados que representarán a los socialistas sevillanos, en el 39 congreso federal del PSOE.
Según las fuentes socialistas consultadas por Europa Press, la reunión se está celebrando merced a las "instrucciones" de la secretaria general del PSOE andaluz y presidenta de la Junta, para la consecución de "entendimientos" en la conformación de la lista de compromisarios, que será tratada en el congreso provincial extraordinario que celebran este sábado los socialistas sevillanos.
Al respecto, cabe recordar que las elecciones primarias celebradas el pasado domingo por el PSOE para decidir quién ocupa la Secretaría General del partido, se saldaron en la provincia de Sevilla con un 68,12 por ciento de votos a favor de la candidatura de Susana Díaz, mientras la de Patxi López obtuvo un 4,03 por ciento de los apoyos y un 27,16 por ciento la de Pedro Sánchez, quien finalmente obtuvo la victoria en el plano nacional.
En ese sentido, este viernes la dirección provincial socialista señalaba que en el conjunto de 345 compromisarios elegidos por las agrupaciones municipales o de distrito para designar a los mencionados 56 representantes en el congreso provincial extraordinario convocado para este sábado, el sector de Pedro Sánchez no alcanzaría el 20 por ciento de peso específico.
La vertiente de Pedro Sánchez, por su parte, defendía que "con absoluta seguridad", los delegados escogidos entre las agrupaciones y partidarios de esta corriente superan el 20 por ciento del total. En ese sentido, el sector de Sánchez advertía de su intención de presentar su propia propuesta de 56 delegados para el congreso federal, en el caso de que sus miembros no sean integrados en la propuesta principal de relación de compromisarios.