Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE asegura que no negociará los Presupuestos con el PP y mantiene su intención de presentar enmienda a la totalidad

El portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Antonio Hernando, ha asegurado este martes que su partido no ha iniciado conversaciones con el PP sobre los Presupuestos Generales del Estado para este 2017 y "previsiblemente no las va a haber". Según ha dicho, el PSOE mantiene su intención de presentar una enmienda de totalidad a las cuentas del Gobierno y, si consiguen pasar el trámite inicial con otros grupos, tratará de "ganar" las parciales que presente "con apoyo de muchos grupos".
Así se ha pronunciado Hernando en una rueda de prensa en el Congreso después de que su homólogo del PP, Rafael Hernando, haya asegurara minutos antes que había conversaciones entre ambos partidos y algunas peticiones por parte de los socialistas que se han materializado en forma de iniciativas parlamentarias.
Sin embargo, el portavoz del Grupo Socialista ha subrayado que el diputado del PP se ha referido a contactos "en general" como los que ha habido en relación con medidas concretas que se han negociado para su aprobación en el Congreso. Pero sobre los PGE "no las ha habido y previsiblemente no las va a haber", ha dicho.
Hernando ha recalcado que el PP necesitaría darle "la vuelta como un calcetín" a sus cuentas para tener el apoyo del PSOE, porque es "un imposible medieval" que cuente con ellos para que salgan adelante, ha dicho, utilizando una expresión del presidente de la Gestora, Javier Fernández. "Lo previsible es que metamos esa enmienda de totalidad", ha insistido.
QUE BUSQUE A OTROS GRUPOS
Así, ha recalcado que el PP tiene que buscar en otros grupos los votos para que los Presupuestos comiencen su tramitación en la Cámara Baja. "Si el Gobierno supera esa enmienda de totalidad, intentaremos ganar las enmiendas parciales mediante votación", ha defendido, recalcando que, aunque esto hay quien "lo interpreta como negociar", será más bien "ganar las enmiendas parciales" con apoyo de muchos grupos".
Hernando ha defendido que es importante que el país y las comunidades autónomas tengan los presupuestos aprobados, pero ha recalcado que es más relevante "qué presupuestos se tienen y cuál es su sentido". "No tanto si hay o no hay, sino hacia dónde van esos presupuestos y todo hace indicar que el PP traerá un presupuesto similar a los que ha traído en los últimos años", ha remachado.
De su lado, el portavoz de los 'populares' en el Congreso, Rafael Hernando, ha apelado al espíritu de la responsabilidad que ha imperado entre los grupos parlamentarios en las últimas semanas para sacar adelante las cuentas públicas para el presente ejercicio y ha asegurado que tanto el Gobierno como el PP pondrán "toda la carne en el asador" para que así sea.
De hecho, ha comentado que existen conversaciones con los socialistas y algunas peticiones concretas, que ya han plasmado en algunas iniciativas parlamentarias, pero ha querido dejar claro que a día de hoy no cuenta todavía con los 175 apoyos necesarios para que comience la tramitación de los Presupuestos.
INICIATIVAS "PRESUPUESTARIAMENTE ACEPTABLES"
Entre otras cosas porque el PP no puede aceptar iniciativas que suponen un aumento del gasto sin especificar de dónde se disminuye, como a su juicio supone el respaldo que el PSOE va a dar a la Iniciativa Legislativa Popular promovida por los sindicatos en favor de la renta básica.
"Esperemos que planteen propuestas concretas presupuestariamente aceptables y no sólo socialmente deseables", ha señalado el 'popular', sobre todo porque, según ha recordado, existe un techo de gasto, que el PSOE apoyó, y que no permite mucho margen para incrementar los gastos.
Según ha recalcado al PSOE, es necesario que se lleguen a acuerdos sobre la base de una situación real y plantear propuestas para "hacer electoralismo", "calmar la conciencia" o para "competir" con los del "todo gratis", en referencia velada a Podemos.