Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE y el PSC sellan una oferta política para Cataluña que evite el "choque de trenes" por el 1-O

Piden reconocer "las aspiraciones nacionales" de Cataluña
El PSC y el PSOE han acordado una batería de medidas para hacer una oferta política a Cataluña con el objetivo de evitar el "choque de trenes" entre el Estado y la Generalitat ante el referéndum anunciado para el 1 de octubre.
El plan socialista acordado, recogido por Europa Press, se presentará este viernes a las 13 horas en rueda de prensa en la sede del PSC y recoge, entre otros puntos, la necesidad de reformar la Constitución para reconocer "las aspiraciones nacionales" de Cataluña.
El documento de medidas se acabará de cerrar en una reunión que mantendrán las direcciones del PSC y el PSOE en la sede de los socialistas catalanes a partir de las 11.30 horas, y parte de la necesidad de "realizar una oferta política para que, en beneficio de todos los catalanes, el choque de trenes del próximo 1 de octubre no se produzca".
Para ello, piden implementar iniciativas parlamentarias para "desbloquear los más de cinco años de discriminación del Ejecutivo central a Cataluña", así como iniciar los trabajos para una reforma federal de la Constitución española.
Además de las aspiraciones nacionales de Cataluña, esta reforma deberá contemplar unas nuevas reglas para el reparto competencial que mejoren el autogobierno de la Generalitat, un acuerdo sobre la financiación autonómica para dotar de recursos necesarios para el sostenimiento de las grandes políticas públicas y el establecimiento de un Senado federal como mecanismo de representación territorial.
Entre las propuestas socialistas también destaca la negociación de las 46 demandas planteadas por el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, al líder del Ejecutivo central, Mariano Rajoy: "Salvo la demanda relativa al referéndum, los socialistas vemos posibilidades de diálogo y acuerdo, y ante la falta de voluntad de ambos gobiernos, plantearemos iniciativas concretas".
También apuestan por desarrollar el Estatut, derogar la Ley de racionalización y sostenibilidad de la administración local (Lrsal), y abordar la negociación del sistema de financiación autonómica.
Para poder lograr estos objetivos, los socialistas impulsarán a través de la Conferencia de Presidentes y del Consejo de Política Fiscal y Financiera una mesa de negociación política "que busque el acuerdo sobre un sistema de financiación más justo y equitativo".
También presentarán una Proposición de Ley Orgánica de reconocimiento y amparo de la pluralidad lingüística de España, y otra que contemple la necesidad de un acuerdo previo con los gobiernos autonómicos para las inversiones estatales en materia de bienes y equipamientos culturales, así como culminar el reconocimiento de la pluralidad lingüística en el Senado.
NUEVO ESCENARIO DE DIÁLOGO
Para superar el enfrentamiento institucional es necesario abrir un nuevo escenario de diálogo y propuestas concretas que debe culminar en una reforma federal, reivindican los socialistas en el documento.
"Nuestro sentido institucional nos lleva a emplazar a todas las fuerzas políticas a superar la actual falta de diálogo y de propuestas" y manifestar públicamente un proyecto serio, riguroso y de carácter institucional con tres objetivos concretos.
Estos tres objetivos se resumen en realizar una oferta política para evitar el choque de trenes, implementar iniciativas parlamentarias e iniciar los trabajos para una reforma federal de la Constitución española.