Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE advierte al 'número dos' de Interior que "está en el alero" su continuidad y la aprobación de los Presupuestos

El PSOE ha aprovechado la comparecencia este jueves en el Congreso del secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, para informar sobre los Presupuestos de 2017 para advertirle de que "no sólo está en el alero" la aprobación de estas cuentas, sino que sea él quien las ejecute como 'número dos' de ese Departamento.
Nieto ha llegado a la Comisión de Interior sin hacer declaraciones a la prensa para dar cuenta de las partidas destinadas a Interior en los Presupuestos del presente ejercicio, una comparecencia que tiene lugar la víspera de que vuelva al Congreso para explicar su reunión, el pasado 8 de marzo, con Pablo González, directivo de Mercasa y hermano del expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González. Los dos fueron detenidos y se encuentran en prisión en el marco de la 'operación Lezo'.
"No sólo están en el alero (los Presupuestos), sino que sospecho que, de aprobarse, usted no será el que los ejecute", ha asegurado el portavoz del PSOE, Antonio Trevín, que ha sido advertido por el presidente de la Comisión de Interior, el 'popular' Rafael Merino, por no respetar el orden del día de la comparecencia de este jueves del 'número dos' de Juan Ignacio Zoido.
En su breve intervención inicial, Nieto ha defendido la aprobación de un presupuesto que, según él, serán "los últimos de sacrificio por la crisis". Sin embargo, el portavoz socialista ha ido más allá al cuestionar su continuidad en Interior por su encuentro con "el hermanísimo de González", una cita de la que el pasado martes dio explicaciones en el Senado el ministro Zoido.
Según Trevín, dar por hecho la aprobación de los Presupuestos es un cálculo de "alto riesgo político" debido a la "corrupción sistémica" y la "podredumbre" que rodea al PP. "El Ministerio --ha insistido en referencia a Interior-- está investigado por la organización de una policía política".