Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE accede ante IU a estudiar una reforma de la Ley Electoral que avance hacia una mayor proporcionalidad

El PSOE está dispuesto a estudiar una reforma de la Ley Electoral que avance hacia una mayor proporcionalidad entre el número de votos y los escaños obtenidos para hacer frente al hecho de que, como ocurre en la actualidad, el sistema premie a los dos partidos mayoritarios y a las formaciones nacionalistas, en detrimento de las formaciones pequeñas.
En la reunión que este jueves han mantenido en el Congreso de los Diputados el líder socialista, Pedro Sánchez, con el coordinador general de IU, Alberto Garzón, éste ha encontrado a Sánchez con la disposición de abordar una reforma de la Ley Electoral que "avance hacia una mayor proporcionalidad", un compromiso que estaba en el pacto de investidura que los socialistas negociaron con Ciudadanos en 2016 para hacer presidente a Pedro Sánchez.
En rueda de prensa en el Congreso, el secretario de Organización del PSOE y diputado por Valencia, José Luis Ábalos, ha admitido que el PSOE tiene como "propósito" que esa posible reforma de la Ley Electoral ajuste la proporcionalidad "cada vez más a la realidad".
No obstante, ha precisado que en la actualidad no existe ninguna propuesta sobre la mesa, por lo que hoy por hoy este propósito se queda en una "declaración de intenciones".
Izquierda Unida tiene un gran interés en reformar la Ley Electoral debido a que es una de las principales damnificadas por el sistema vigente. En la actualidad, permanece abierta una subcomisión parlamentaria de estudio para proponer cambios en la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG).
De hecho, la subcomisión estudia propuestas para mejorar la proporcionalidad del sistema, el desbloqueo de las listas electorales, el fin del sistema del voto rogado para los españoles residentes en el extranjero, las 'listas cremallera' para consagrar la igualdad, el fomento del voto electrónico, quitar obstáculos al voto de personas con discapacidad, regular los debates electorales o abrir la puerta a la posibilidad de que se pueda votar a partir de los 16 años.