Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE urge al Gobierno a reformar la Ley de Partidos para forzarles a ser más democráticos y transparentes

Quiere que el Tribunal de Cuentas publique donaciones de más de 200 euros anuales y retenga subvenciones a quien no le mande sus números
El PSOE quiere que el Gobierno presente en un plazo de tres meses un proyecto de ley que fusione toda la legislación sobre partidos políticos --las actuales Ley de Partidos y Ley de Financiación de partidos-- y que sirva para forzar a estas formaciones a ser más democráticas y más transparentes.
Según el texto que han registrado para su debate en el Pleno del Congreso y que recoge Europa Press, el objetivo de esta nueva norma debería ser "desarrollar y garantizar" los principios de democracia en la estructura interna de los partidos y su funcionamiento, así como establecer un modelo de financiación vinculado a los principios de "transparencia y control riguroso de las cuentas".
PRIMARIAS
En concreto, los socialistas exigen que ese proyecto de ley garantice una "mayor participación de los afiliados en la elección directa de cargos orgánicos" y que se fije la celebración de primarias en determinados casos. Habla, concretamente de que la selección de las candidaturas a la Presidencia de los gobiernos nacional y autonómicos y a determinadas corporaciones locales de mayor población" se realice mediante "directo y secreto de los afiliados y, en su caso, simpatizantes".
El PSOE también aspira a que los partidos cuenten con "órganos internos de garantía y control plenamente independientes" y fija, asimismo, varios criterios a seguir para garantizar la transparencia económica de las organizaciones políticas.
Así, plantean vincular la financiación estatal que reciben los partidos tanto a sus resultados electorales como a sus parámetros de democracia interna, si bien, no especifican cómo y lo dejan al albur de lo que se establezca en la futura ley.
REGULAR MICRODONACIONES
Entre otros puntos, el PSOE apuesta también por establecer "incentivos fiscales regresivos para las aportaciones privadas a los partidos" y por regular las microdonaciones a través de Internet, un método de financiación que utiliza sobre todo Unidos Podemos y que el Tribunal de Cuentas viene reclamando que se regule.
Respecto a la rendición de cuentas y la fiscalización, el proyecto de ley que demanda el PSOE debería dotar de transparencia a todos los ingresos públicos y privados de las organizaciones políticas, que deberían detallar sus aportaciones y gastos --en particular, las retribuciones a cargos internos y empleados-- y someterse a una auditoría externa anual.
La regulación de la responsabilidad patrimonial los partidos que se "hayan financiado ilegalmente a través de actos de corrupción de sus cargos públicos u orgánicos", también debería incluirse en esa futura norma, que, asimismo, habría de fijarse un "techo de gasto" a los partidos políticos --ahora sólo lo tienen para gastos electorales-- y obligarles a publicar "la liquidación de gastos e ingresos electorales", que ahora sólo están obligados a remitir al órgano fiscalizador.
MÁS PODER AL TRIBUNAL DE CUENTAS
También en este ámbito, el PSOE quiere que se refuerce la potestad sancionadora y fiscalizadora del Tribunal de Cuentas para auditar en "tiempo real" las cuentas de los partidos, que tendrían que informarle trimestralmente de todas las aportaciones privadas que reciban y de los créditos "contratados y renegociados".
"El Tribunal de Cuentas publicará las donaciones superiores a 200 euros anuales y retendrá toda subvención pública a los partidos que no le hayan remitido sus cuentas", reza otra de la propuestas que recoge el PSOE en su proposición no de ley.