Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSOE y Cs renuncian a intervenir en la primera parte del debate para no entrar en el "juego entre PP y Podemos"

Los Grupos Parlamentarios de PSOE y Ciudadanos en la Asamblea de Madrid han renunciado a intervenir en la primera parte del debate de la moción de censura que Podemos ha presentado contra la presidenta autonómica al no querer entrar en el "juego entre PP y Podemos".
El debate ha comenzado con la intervención del secretario general autonómico de Podemos, Ramón Espinar, para presentar la iniciativa, a la que ha querido contestar el portavoz del Gobierno, Ángel Garrido, quien ha pedido la palabra a la presidenta de la Cámara, Paloma Adrados, amparándose en el artículo 133 del Reglamento.
Entonces, la diputada socialista Pilar Sánchez Acera ha objetado que se trataba de una "interpretación arbitraria y contraria al Reglamento". En el mismo sentido se ha manifestado el diputado de Podemos Jacinto Morano.
El artículo señalado establece que "los miembros del Consejo de Gobierno podrán intervenir en los debates siempre que lo soliciten", tal y como ha interpretado Adrados, que ha procedido a dar la palabra a Garrido, abriéndose con ello turno de réplica para todos los grupos.
Ciudadanos ha rehusado a intervenir en dicho turno, del que sí han hecho uso Podemos y PP, mientras que el PSOE lo ha utilizado para argumentar su posición contraria a la interpretación del Reglamento por parte de Adrados.
En este sentido, la diputada socialista ha señalado que el mismo artículo precisa que "lo establecido en este artículo sobre ordenación de los debates se entenderá de aplicación si no hubiera precepto específico regulador de un debate en particular".
A este respecto, ha recordado que en el Reglamento hay un capítulo que regula la moción de censura en el que no se contempla la potestad del Gobierno de intervenir.
Garrido ha pedido intervenir en total en dos ocasiones, abriendo turno de réplica para los grupos y con cierre por parte del portavoz del Gobierno. En el segundo turno, la dinámica ha sido la misma que en el primero.
"INTERPRETACIÓN TORTICERA DEL REGLAMENTO"
En el receso de la sesión, el portavoz del Grupo Socialista, Ángel Gabilondo, ha tildado de "torticera" la interpretación del Reglamento de la Cámara por parte de su presidenta.
"Estamos disgustados por una aplicación torticera del Reglamento que está desnaturalizando un debate que debería ser de otra manera", ha manifestado Gabilondo, quien ha lamentado que el debate se haya convertido en "un rifirrafe" entre Podemos y el Gobierno.
"Vamos a llegar hasta donde sea necesario para que este conflicto de interpretaciones del Reglamento se aclare, porque de no ser así las mociones de censura van a tener un recorrido muy inapropiado", ha agregado Gabilondo, quien también ha criticado la falta de "cortesía parlamentaria".
No obstante, tal y como previamente había señalado Adrados, el precedente que hay de la moción de censura de 1989 contra el socialista Joaquín Leguina se desarrolló conforme al mismo criterio.
En cuanto al programa expuesto por la candidata de la moción de censura, la portavoz de Podemos en la Asamblea, Lorena Ruiz-Huerta, Gabilondo ha considerado que es un "programa general de Gobierno" cuando lo que hacen falta son "medidas concretas, priorizadas, específicas y con líneas de acción para abordar una situación de excepcionalidad".
Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Ignacio Aguado, ha dicho que la primera parte del debate ha sido "una pérdida de tiempo" y "un puesta en escena que no ha servido para nada", más que "para ver que PP y PSOE se necesitan, se retroalimentan, con esos discursos que no construyen, que es política estéril".
"Es lo mismo que ha pasado durante 30 años en España entre PP y PSOE, ahora PP y Podemos", ha apostillado Aguado, quien sí tomará la palabra en la sesión parlamentaria cuando se retome el debate sobre la moción de censura para responder al grupo proponente y a su candidata.
El portavoz del Grupo Socialista será entonces también el portavoz adjunto José Manuel Franco.