Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE quiere hacer frente en su 39 Congreso a una "doble amenaza": el PP y el "populismo destructivo" de Podemos

Hará también una "reflexión profunda" sobre su democracia interna para evitar el "choque de legitimidades"
La Gestora del PSOE ha aprobado este jueves las bases políticas de la ponencia que se llevará a su 39 Congreso, en el que se redefinirá su proyecto político para hacer frente a una "doble amenaza": la del "inmovilismo" del PP y la del "populismo destructivo" que, a su juicio, encarna Podemos.
Así lo ha señalado en una rueda de prensa el portavoz de la Gestora, Mario Jiménez, en la que ha presentado el documento sobre el que comenzará a trabajar ahora el partido y que será aprobado en el Comité Federal que convocará formalmente el 39 Congreso.
El responsable de Organización ha defendido que los socialistas tienen que construir un "nuevo proyecto" adaptado a la España de hoy y después de reflexionar sobre la "policrisis" que ha atravesado el país en los últimos años, también el PSOE, que ha sufrido "heridas profundas que han dañado gravemente" su unidad interna.
En concreto, Jiménez ha explicado que el PSOE cree que hay "una doble amenaza en este momento" frente a la que quiere ser la "alternativa". "Una tiene que ver con el inmovilismo del PP, con esa ruptura consciente, programada y diseñada políticamente de romper el contrato social que fijamos desde 1978, y otra amenaza tiene que ver con esa agresión a las bases de nuestro sistema democrático, a esa impugnación continua de los procedimientos, de las instituciones democráticas, que representa el populismo y que representa Podemos", ha explicado.
En su documento, en el que no se menciona explícitamente al partido de Pablo Iglesias pero sí al PP, el PSOE recalca que su objetivo es asentar su proyecto en la construcción de "una sociedad justa en el entorno de una democracia fuerte". Ésta, ha dicho el portavoz, es la manera de "alejar la amenaza" tanto del "inmovilismo" del PP como del "populismo destructivo" que "cuestiona" la democracia.
En el turno de preguntas Jiménez ha identificado la amenaza del "populismo destructivo" con Podemos, porque, ha dicho, este partido "se ha definido como populista" y porque entre sus planteamientos está el de "romper con los elementos esenciales" del marco constitucional, empezando por el pacto de la Transición.
Y esto, ha dicho, a pesar de que, "a base de renegar de las instituciones, no están oliendo lo que está ocurriendo dentro" de las mismas. Sus dirigentes, ha afirmado, se dedican a "gritar mucho fuera" del Congreso pero después se quedan al margen de acuerdos como el cerrado por el PSOE con los sindicatos para la introducción de una renta mínima, como, ha dicho, ha lamentado el propio 'número dos', Íñigo Errejón.
EVITAR EL "CHOQUE DE LEGITIMIDADES" EN LA DEMOCRACIA INTERNA
Al margen de esto, el PSOE también se dispone a "abrir una profunda reflexión sobre el modelo de partido" porque en la actualidad hay distintas ideas de democracia y hay que fijar normas "de forma clara" para evitar "choques de legitimidades".
En concreto, ha hablado de tres niveles de democracia interna: la elección directa del secretario general en primarias; el sistema representativo de los comités federales, regionales y provinciales, y los "modelos asamblearios" de las agrupaciones locales.
En este debate entra también una "reflexión" sobre la armonización del "anhelo de participación" que tiene los ciudadanos con la "cohesión organizativa, el respeto a las minorías y la atención a las normas".
Después, cuando se le ha preguntado si en este marco se abordará también la regulación de las consultas a los afiliados por parte del partido y, en concreto, por decisión del secretario general, Jiménez ha explicado que en el debate se hablará de todas las cuestiones que tengan que ver con lo organizativo.
Así, ésta será otra de las claves que abordarán los equipos de trabajo que se terminarán de perfilar en los próximos días. Mañana harán una primera presentación el diputado vasco Eduardo Madina y el economista José Carlos Díez, responsables, respectivamente, del debate político y económico, quienes conducirán a sendos foros que tendrán lugar a finales de febrero y marzo.
NUEVOS ESTATUTOS
En paralelo, en las semanas previas al Comité Federal que aprobará la ponencia y convocará formalmente el 39 Congreso, se elaborará una propuesta de Estatutos, para incorporar los cambios derivados de las reflexiones que se hagan sobre las modificaciones en lo organizativo. En este caso, los responsables de su preparación serán los encargados de Organización en los diferentes niveles del partido.
Este asunto quedará al margen del debate público al que se someterá la ponencia política, que, una vez sea aprobada por el Comité Federal, estará abierta a las aportaciones de los militantes pero también de la sociedad civil a la que se invitará a participar antes del Congreso.
Jiménez ha explicado que el PSOE tiene que "contruir un nuevo proyecto para volver a tener la confianza de los españoles", volver a ser un partido "ganador que sea claramente identificado por los españoles como la solución a los problemas y que sea capaz de llevar a España a una nueva fase de crecimiento económico, de bienestar social y de estabilidad en términos políticos y de convivencia".
Para ello, el PSOE trabajará en una agenda que contará con cinco grandes ejes: un empleo que permita un proyecto de vida, un Estado del bienestar moderno, una economía moderna y fuerte, una continua lucha por la igualdad de género y tolerancia cero con la corrupción.