Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSOE-A defiende que ha llegado el "tiempo" de la reforma de la Constitución, sin "miedo" y buscando amplio consenso

El PSOE-A ha defendido este lunes que ha llegado el "tiempo" de la reforma de la Constitución, "sin miedo" y buscando un amplio consenso entre las distintas fuerzas. Ha rechazado tanto las posiciones "inmovilistas" del PP como los planteamientos de "un nuevo periodo constituyente" desde partidos de izquierdas que persiguen la "destrucción" del actual texto de la Constitución.
En rueda de prensa, el secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo ha manifestado que los socialistas andaluces celebran este 6 de diciembre con una visión positiva y constructiva, planteando una reforma parcial de la Constitución con el fin de modernizarla, revitalizarla y permitir que siga rigiendo con éxito la convivencia en este país.
Ha señalado que aunque la Constitución sigue siendo "joven", necesita una revisión y una "puesta a punto" porque la España de 1978 tiene poco que ver con la España actual. Ha indicado además que la mitad de la población actual no participó en la aprobación de la actual Carta Magna.
Juan Cornejo ha aludido también al hecho de que España sufre actualmente la "mayor crisis institucional desde la instauración de la democracia", alimentada además por las respuestas de las políticas conservadoras a la crisis económica, lo que ha provocado un profundo malestar de la ciudadanía por el retroceso en derechos, por el deterioro de los servicios públicos y por el empobrecimiento de las clases trabajadoras.
También se ha referido a las "tensiones territoriales", en las que se han enfrentado, de una parte, el "inmovilismo estéril y la capacidad para el diálogo" de algunos responsables institucionales y, de otra parte, los "embates soberanistas al margen de la Constitución y de la ley", que han venido a poner en cuestión la unidad de este país. El dirigente socialista también ha mencionado la desafección que los ciudadanos sienten ante las instituciones como consecuencia de los casos de corrupción que se han producido.
Tras expresar el compromiso de los socialistas con el sistema constitucional, ha insistido en que es necesario emprender una reforma constitucional consensuada y bien medida para un nuevo largo periodo de convivencia, con el objetivo fundamental de garantizar el progreso, la paz social, la estabilidad política y la solidaridad territorial.
Ha querido dejar claro que el tiempo de la reforma de la Constitución "ha llegado", sin "miedo", con cuatro objetivos fundamentales, como son proteger el estado del bienestar; fortalecer derechos fundamentales de las personas; abordar un nuevo modelo territorial que haga de España un estado federal, fortaleciendo la unidad del Estado, o para modernizar y mejorar la calidad democrática de las instituciones.
Ha señalado que el PSOE es el único partido que ha redactado y presentado a los ciudadanos una propuesta de reforma constitucional.
En este sentido, ha señalado que el PSOE está dispuesto a levantar la bandera de la reforma de la Constitución, con diálogo, tendiendo puentes y buscando el consenso.
Según Juan Cornejo, la Constitución, en modo alguno, se verá deslegitimida por el hecho de que se aborde su reforma, sino todo lo contrario, servirá para dotarla de un nuevo vigor. "La mejor forma de defender la Constitución será actualizándola y adaptándola a la realidad actual, mediante su reforma", según Juan Cornejo, convencido de que así se fortalecerá el pacto de todos los españoles con su norma fundamental.
Se ha mostrado convencido de que una reforma de la Constitución requiere de un amplio consenso entre las fuerzas políticas.