Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSE dice que el derecho a decidir es una "trampa dialéctica" de los nacionalistas, pero "no la solución"

Pastor afirma que su formación "busca que la gente quiera al euskera como lengua propia y no como obstáculo para su desarrollo vital"
El número dos en las listas del PSE-EE por Vizcaya al Parlamento vasco, José Antonio Pastor, ha asegurado que el derecho a decidir es una "trampa dialéctica inteligente" de los nacionalistas pero no la "solución" para el País Vasco.
En declaraciones a Onda Vasca, recogidas por Europa Press, el candidato socialista ha afirmado además que su formación "busca que la gente quiera al euskera como lengua propia y no como obstáculo para su desarrollo vital".
Tras definir la actual campaña electoral vasca como "tranquila", Pastor se ha referido a las encuestas de los últimos días y ha advertido que tras tres elecciones en que las empresas demoscópicas "han fallado estrepitosamente y debieran hacer autocrítica", los socialistas ven las encuestas con "escepticismo y una anécdota más".
"Las encuestas son una foto más bien borrosa con margen de error importante. No parece que sean determinantes", ha indicado, para añadir que los socialistas están en los últimos días "en un claro proceso de remontada".
"DETERMINANTES"
Por otro lado, ha remarcado que si algún partido va a ser "determinante" para el País Vasco ése es el PSE-EE, con independencia de "un resultado u otro". "Nos gustaría tener un resultado superior, pero parece evidente que seremos determinantes sea cual sea el gobierno que se conforme", ha afirmado.
En esta línea, ha destacado que por primera vez accederán al Parlamento vasco "una o dos fuerzas que no han estado nunca" --en referencia a Podemos y Ciudadanos-- y con ello "se abre un juego de alianzas muy interesantes".
"En la anterior legislatura hemos tenido un acuerdo con el PNV pero se han visto votaciones cruzadas. Los socialistas sacamos la ley de Vivienda con el apoyo de EH Bildu y UPyD... Eso es bueno y sano para la sociedad vasca y de eso vamos a ver tanto o más la próxima legislatura", ha anunciado.
No obstante, ha reconocido que también es "posible" que se dé una alianza estable entre PNV y PSE y ha defendido la existencia de una "cierta tradición histórica de capacidad de entendimiento entre nacionalistas y socialistas, que han sido las dos grandes ideologías que han agrupado a la mayor parte del país".
Asimismo, ha incidido en que la otra variable que "está y juega por detrás" es si los acuerdos entre partidos tendrán "influencia en la política nacional, algo que está por ver".
Por otro lado, ha asegurado que el PNV ha "marcado un ritmo de la actual campaña tranquilo, narcótico, al estilo de la gestión que ha seguido Urkullu" durante los últimos cuatro años".
"Un gobierno placebo con el que parece que todo va bien con efecto de narcotizar a la población. Pero sigue habiendo problemas importantes que no se pueden abordar con una mirada desde lejos", ha añadido.
EUSKERA
Preguntado por el video electoral del PSE respecto al euskera, Pastor ha reconocido que es "muy difícil trasladar" lo que se quiere en un breve video, pero "se ha conseguido agitar las aguas de la campaña".
En este contexto, ha defendido que la propuesta de los socialistas pasa por una modificación de los perfiles lingüísticos de la administración.
"No es nada nuevo. Planteamos que la administración debe garantizar que cualquier ciudadano pueda ser atendido en el idioma que elija, pero hay determinadas disfunciones fácilmente corregibles que provocan que parte de la población se sienta discriminada por la aplicación que se hace del idioma, no por el idioma en sí", ha indicado.
A su juicio, un celador de la sanidad pública vasca no necesita un conocimiento exhaustivo del euskera escrito, mientras que un ertzaina que "está la calle necesita entenderse con los ciudadanos, pero "no hacer sesudos informes en euskera, aunque se le exige".
"Los mayores de 45 años en la administración pública están exentos por la edad, pero a la vez se les priva de cualquier posibilidad de promoción profesional. Pensamos que esas cosas, con un estudio serio pueden corregirse", ha afirmado, para añadir que "se busca que la gente quiera al euskera como lengua propia y no como obstáculo para su desarrollo vital. No se trata de que lo aprendan como obligación sino que lo quieran como propio".
Por último, y cuestionado por el derecho a decidir, Pastor ha denunciado que el mismo tiene una "definición difusa" y lo ha acusado de ser "una fórmula que se han inventado los nacionalistas para no hablar del derecho de autodeterminación".
"Es una fórmula más dulce que busca engañar a más gente. Es una trampa dialéctica inteligente porque seduce pero no es la solución del país", ha finalizado.