Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSC pierde ocho diputados y cede la segunda plaza a ERC

Pere Navarro comparece tras finalizar el escrutinioInformativos Telecinco

El PSC liderado por Pere Navarro ha perdido ocho diputados en estas elecciones autonómicas, pasando de los 28 escaños que obtuvo en 2010 hasta los 20 de este domingo, con lo que deja de ser la segunda fuerza del arco parlamentario que pasa a manos de ERC, pese a tener más votos que los republicanos.

El socialismo catalán atraviesa su peor momento en cuanto a apoyos electorales y de hecho, no ha parado de perder votos en unas elecciones autonómicas desde 1999, aunque en 2008 cosechó sus máximos históricos, con 25 diputados en las elecciones generales.
Desde las autonómicas de 2010, vive una sangría de votos que le ha llevado a cosechar de forma sucesiva sus peores resultados desde la restauración de la democracia en unas catalanas, unas municipales y unas generales.
Tras los 42 diputados que logró Pasqual Maragall en 2003, que le permitieron alumbrar el tripartito con ERC e ICV-EUiA y acabar con 23 años de 'pujolismo', los socialistas han perdido sucesivamente diputados en el Parlamento catalán --37 consiguieron en 2006 y 28 en 2010-- y casi medio millón de votos.
Las catalanas de 2010 abrieron la brecha de diputados más grande entre PSC y CiU (28 contra 62) y lejos quedaron entonces la autonómicas de 1999 y 2003 en las que Maragall consiguió doblegar a Jordi Pujol (CiU) en número de votos, aunque no de escaños.
Tras perder las catalanas en 2010, las alarmas volvieron a saltar aún con más fuerza en mayo de 2011, cuando cosechó su primera derrota ante CiU en unas municipales, elecciones en las que siempre había ganado el PSC incluso en los tiempos en los que Pujol encadenaba mayorías absolutas en el Parlmento autonómico.
En una noche, los socialistas vieron como Barcelona y Girona se iban por primera vez a manos de CiU, el PP les arrebataba el poder en la tercera ciudad de Cataluña, Badalona, y, lo más remarcable, el socialismo perdía fuelle en su principal granero de votos, el 'cinturón rojo' de la periferia de la capital catalana.
Más de 400.000 votos socialistas separan las municipales de 1983, el mejor resultado del PSC en un comicios locales con más de 1,1 millón de votos, y los poco más de 700.000 que logró la noche en la que el 'cinturón rojo' ha sido menos rojo desde que socialismo catalán se reunificó en sus siglas actuales.
Generales
En el apartado de las elecciones generales los datos no son más reconfortantes para los socialistas ya que, tras lograr dos magníficos resultados con las victorias de José Luis Rodríguez Zapatero --21 diputados en 2004 con José Montilla y 25 en 2008 con Carme Chacón--, en 2011 retrocedieron hasta los 14 y, lo que es más significativo, perdieron por primeras vez unas generales en Catalunya frente a CiU.
El techo electoral del PSC en número de votos se sitúa en los 1,6 millones que logró Chacón en las generales de 2008, punto que marca el inicio de la caída libre de los socialistas catalanes que, solo dos años más tarde, en las autonómicas de 2010, se quedaron en poco más de 575.000 papeletas.