Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSC asegura que ningún alcalde suyo "hará nada que esté fuera de la ley"

La portavoz del PSC en el Parlament, Eva Granados, ha asegurado este martes que ningún alcalde del PSC "hará nada que esté fuera de la ley", por lo que está convencida de que no permitirán el referéndum del 1-O.
En rueda de prensa, Granados ha afirmado que a los socialistas les gusta hacer las cosas bien hechas y cumplir con la ley, de manera que está segura que el PSC "no colaborará en nada ilegal", como cree que es el referéndum.
Ha recordado que el referéndum no está convocado y que solo hay anuncios, pero ha sostenido que si se convoca harán "todo lo posible para que todos los electos respeten la legalidad".
Ha pedido al Govern que no convoque el referéndum y ha alertado de que "no tienen ni la competencia ni la capacidad para hacerlo", porque cree que no conseguirán ni la administración electoral ni el censo.
BARCELONA
Preguntada por las declaraciones de los 'comuns', en las que han asegurado que el Ayuntamiento de Barcelona permitirá el referéndum, Granados ha reivindicado que "los responsables políticos tienen la obligación de no poner a la ciudadanía en peligro ni las instituciones fuera de la ley", por lo que ha instado a los alcaldes a respetar las normas.
Ha llamado a los 'comuns' a plantearse de qué trata el referéndum, ya que cree que no será sobre la independencia o la autodeterminación de Catalunya, sino que "estará en cuestión la legalidad vigente".
ARTÍCULO 155
Ante las palabras de la alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet, Núria Parlon, sobre que el PSOE apelará a la comunidad internacional si se suspende la autonomía de Cataluña, Granados ha asegurado que el artículo 155 de la Constitución "no prevé la suspensión de ninguna autonomía".
Ha reclamado tanto al Govern como al Gobierno que no lleven a Catalunya "contra las rocas y que paren esta deriva declarativa".