Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSC pide prudencia a Colau en la cumbre del referéndum y "no comprometer" a su Gobierno

Exige que asista en representación de BComú y señala que su ejecutivo no es independentista
El líder del PSC en el Ayuntamiento de Barcelona y segundo teniente de alcalde, Jaume Collboni, ha exigido a la alcaldesa, Ada Colau, prudencia en la cumbre sobre el referéndum del viernes 23, en la que ha reclamado que "no comprometa al Gobierno de la ciudad".
Ha recordado en un comunicado que el ejecutivo barcelonés --formado por BComú y PSC-- "es plural y de izquierdas, no independentista", y ha subrayado que su acuerdo de gobierno excluye las cuestiones que van más allá del ámbito estrictamente municipal.
"Tiene todo el derecho a asistir en representación de su formación, si así lo decide, pero que no comprometa a la ciudad ni a los ciudadanos de Barcelona", ha advertido el dirigente socialista.
"La situación actual del Ayuntamiento requiere que dediquemos el 100% de los esfuerzos a la ciudad, especialmente cuando todavía no se ha producido la aprobación de los Presupuestos", ha aseverado Collboni.
Ha destacado que su prioridad y la del PSC de Barcelona es la aprobación de las cuentas, que se abordarán en el pleno el mismo viernes 23, en el que, si no se aprueban, Colau deberá recurrir a la cuestión de confianza para sacarlos adelante.
Colau asistirá porque la cumbre se celebra finalmente por la tarde --el pleno empieza a las 10.00 horas--, después de que tratara el asunto con el presidente del Govern, Carles Puigdemont, cuando coincidieron en un acto el lunes.
UNILATERALIDAD
Collboni ve incoherente que formaciones que defienden un referéndum acordado con el Estado participen en una cumbre convocada para hacerlo de forma unilateral, según Collboni: "Sólo hay que recordar que Puigdemont, que sí preside un Gobierno independentista, reclamó un referéndum sí o sí, una vía unilateral".
El dirigente socialista ha dicho que la vía unilateral "sólo conduce a la frustración y a alimentar sus argumentos para unas inevitables e inminentes elecciones en el Parlament".
Considera que la solución de la relación de Catalunya con el resto de España pasa por el diálogo y el acuerdo, desde el respeto de las leyes vigentes, y "esta es la vía que los socialistas seguirán defendiendo mediante una reforma de la Constitución".