Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PP llevará a los tribunales el corte al tráfico de Gran Vía por "pisotear" derechos de los ciudadanos

Además, en el próximo Pleno propondrá la derogación de la medida
La portavoz del Grupo Municipal del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, ha afirmado este lunes que llevarán "seguro" a los tribunales los cortes al tráfico de la Gran Vía en Navidad por ser una medida que "pisotea" los derechos de los ciudadanos.
"A los tribunales iremos seguro a denunciar esto, porque es inconcebible. ¿Dónde se ha visto en una zona comercial de una gran ciudad occidental?", ha preguntado Aguirre en su comparecencia ante los medios de comunicación tras reunirse con comerciantes y vecinos de Gran Vía para analizar las consecuencias de estos cortes.
Aguirre ha asegurado que la medida es "una cuestión ideológica" con el objetivo de "enfrentar a las personas con los coches". "Creo que sinceramente no se lo han pensado, y si se lo han pensado, sus raíces y objetivos han pasado por encima de pisotear los derechos de comerciantes, vecinos y hosteleros", ha criticado la portavoz popular.
Por ello, la expresidenta de la Comunidad de Madrid ha indicado que en el próximo Pleno del Consistorio madrileño, PP propondrá la derogación del decreto que establece los cortes de tráfico, que Aguirre ha definido como "un decreto esperpéntico y dañino que hunde a comerciantes y a la zona centro de Madrid".
En este sentido, Aguirre ha asegurado que los cortes de tráfico buscan "destrozar las Navidades" y "llenan de indignidad a vecinos y comerciantes". "Los derechos los tenemos las personas, y tenemos derecho a usar el coche para lo que sea", ha explicado la portavoz popular, que ha continuación ha pedido que "si en Madrid no va a haber derecho a usar el coche que lo diga la señora Carmena y que deje de cobrar el impuesto de circulación".
Además, "como principal partido de la oposición", Esperanza Aguirre ha asegurado que el PP se planteará "muy mucho" qué es lo que harán "en el futuro" ya que la situación es "inconcebible, esperpéntica, vergonzosa, indigna y cutre".
"RUINA DE COMERCIANTES Y HOSTELEROS"
Acompañando a Aguirre han estado presentes comerciantes de Gran Vía, dueños de hostales y hoteles y de autobuses discrecionales que acercan a los turistas al centro de la capital, de quienes Aguirre ha asegurado que la peatonalización parcial de Gran Vía es su "ruina".
En este sentido, el presidente de la Asociación de Comerciantes de Gran Vía, Florencio Delgado, ha asegurado que el comercio del distrito centro se ha visto "terriblemente perjudicado". "La alarma social de decir que a Madrid ya no se puede venir en coche hace que no se venga, y eso perjudica", ha explicado.
Además, Juan Antonio Correa, propietario de un hostal en Gran Vía, ha hecho mención a las "anulaciones" que han sufrido las reservas en su negocio. "La gente no sabe cómo llegar al centro, y yo que soy madrileño, no sé cómo decirles que pueden acceder", ha relatado.
Aguirre ha indicado que esta medida ha "destrozado" los viajes de los autobuses discrecionales con turistas. "Un juez dice que están incluidos como transporte discrecional de autobuses, pero los policías municipales, que no tienen ninguna instrucción, se niegan a dejarles pasar", ha detallado.
En este sentido, Manuel Lara, del grupo de autobuses Jiménez Dorado, ha señalado que se están provocando "graves perjuicios" a este tipo de negocios con el "plan de inmovilidad" propuesto, lo que puede acarrear despidos en la empresa sobre las contrataciones de Navidad.
"A lo mejor establecemos una convocatoria para que la flota de autobuses de la Comunidad se dé cita en Gran Vía, y ahí sí se va a colapsar", ha advertido.