Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP sentencia que la comisión sobre Fernández Díaz ha sido "un paripé" y defenderá su gestión en un voto particular

"Jamás hubo 'Operación Cataluña', ni uso partidario de las instituciones, ni nada que se le parezca", proclama Carlos Rojas
El portavoz del PP en la comisión de investigación sobre el supuesto uso partidista del Ministerio del Interior en la etapa de Jorge Fernández Díaz, Carlos Rojas, ha confirmado este jueves que su partido plasmará en un voto particular su defensa de la gestión del exministro y ha mostrado su rechazo las conclusiones que están pactando los grupos de la oposición, a los que ha acusado de haber hecho de la comisión un "paripé" y un "sainete".
Así lo ha anunciado Rojas en una rueda de prensa que ha ofrecido en el Congreso durante un receso de la reunión de la comisión en la que los grupos de la oposición han sellado un acuerdo de mínimos sobre las conclusiones, en las que quedará claro que Interior se usó con fines partidistas durante la legislatura de la mayoría absoluta del PP.
Rojas ha remarcado que los 'populares' se sienten "decepcionados" porque finalmente se ha constatado que la oposición ha utilizado este órgano para "aislar al PP" y que algunos grupos "siguen sin asumir" que las urnas instaron a los partidos a dialogar para fomentar "la creación de empleo y la salida de la crisis".
NINGUNA CONCLUSIÓN SERIA
El diputado 'popular' ha asegurado que esa investigación nació "prácticamente muerta" porque versaba sobre un tema que ya "archivado por la Justicia". "No había caso, ni causa ni responsabilidad política", ha enfatizado.
Por eso, ha hecho hincapié en que todo ha sido "un sainete" y un "fuego de artificio" que ha durado "demasiado tiempo" y no ha servido para "ofrecer nada en positivo a los ciudadanos". "No ha servido para el interés general ni para sacar ninguna conclusión seria", ha dicho.
En este sentido, ha llamado a la reflexión sobre la utilización que, desde su punto de vista, se hace de estos órganos y ha pronosticado que también con la que investiga la supuesta financiación ilegal del PP sucederá lo mismo, que sólo servirá para que la oposición intente "aislar" y "atacar" a su partido.
TODO FUE LEGAL
Tras descalificar el trabajo llevado a cabo por el resto de grupos, Rojas ha puesto en valor el "rigor" con el que, ha dicho, se han conducido los comisionados del PP, que, a su juicio, han redactado unas conclusiones "muy elaboradas" basadas en que "todos los comparecientes han declarado que no existe responsabilidad política", que se actuó conforme a la legalidad, y en las que asegura que "todo de lo que se pretendía acusar al Gobierno del PP era incierto".
"Jamás hubo 'Operación Cataluña', ni uso partidario de las instituciones, ni nada que se le parezca. Las conclusiones están muy claras: No hay caso, no hay causa y no hay responsabilidad política. Esto ha sido una quimera más de los grupos para desgastar al PP", ha proclamado Rojas, que lo más que ha admitido es que "siempre hay cosas que se pueden mejorar y pulir".
A su juicio, ha sido la oposición la que ha hecho un uso partidista de la comisión. Por eso, ha dejado claro que el PP plasmará sus conclusiones en un voto particular y que el resto sabrá lo hace con su propio criterio. "Allá cada cual con sus conclusiones", ha apostillado.