Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP pide una "reflexión" porque el ataque ultra evidencia que hay que "bajar el tono"

Rafael HernandoEFE

Diputados del PP han condenado el ataque de un grupo de ultraderecha a la sede de la Generalitat en Madrid, en el que fueron agredidos algunos asistentes como el diputado de CiU Josep Sánchez Llibre, y han coincidido en que hay que abrir una "reflexión", "bajar el tono" y apostar por la "moderación" ante la "intolerancia creciente" en España.

El primero en pronunciarse ha sido el portavoz de Economía del PP en el Congreso, Vicente Martínez-Pujalte, quien ha señalado que las fotos publicadas sobre lo ocurrido en la sede de la Generalitat son "tremendas" y evidencian que hay que hacer una "reflexión" y "bajar el tono".
"La foto que he visto de Sánchez-Llibre me parece deplorable, creo que una de las mejores personas que ha pisado el Parlamento, una de las personas más dialogantes que he visto en mi vida en política, una persona encantadora que está trabajando muchísimo para que todo funcione de una manera pacífica y dialogada", ha enfatizado.
Dicho esto, Pujalte ha expresado su confianza en que las personas que atacaron la sede de la Generalitat en Madrid "paguen" ante la Justicia. "Los energúmenos tienen que pagar ante la Justicia porque no tiene ni nombre lo que yo he visto", ha enfatizado.
HERNANDO: LA MODERACIÓN DEBE IMPONERSE
En parecidos términos se ha expresado el portavoz adjunto del Grupo Popular en el Congreso, Rafael Hernando, que ha calificado de "absolutamente intolerable" lo que pasó anoche en la sede la Generalitat en Madrid y ha trasladado su "solidaridad" a las personas agredidas, en especial a Sánchez-Llibre, "un gran diputado y una gran persona que no merece para nada semejante vejación".
Dicho esto, ha defendido la necesidad de que "hagan todos reflexión sobre la intolerancia creciente que ha habido en algunos momentos y está existiendo en estos momentos en España". A su entender, es hora de que la "moderación se imponga" para que "todos juntos" se dediquen a sacar el país adelante, que es lo que "piden los españoles".
Al ser preguntado a quién le reclama esa reflexión, el diputado del PP ha indicado que "todo el mundo sabe que algunos diputados", entre los que se ha incluido, han sido víctimas también de "agresiones en las redes y en la calle, a veces verbales, no solo físicas". Por eso, ha insistido en que es un buen momento para que la gente se dé cuenta de que eso "no lleva ni conduce absolutamente a nada".
En su opinión, ahora lo prioritario es que "entre todos juntos" ayuden a superar la crisis que están atravesando muchos ciudadanos y España "vuelva a ser lo que era, un país donde se convive de forma pacífica y tolerante".
VILLALOBOS: "TODO EL MUNDO TIENE DERECHO A EXPRESAR SU OPINIÓN"
También la vicepresidenta primera del Congreso, la diputada del PP Celia Villalobos, ha calificado de "impresentable" el ataque ultraderechista y ha avanzado que el Congreso hará una declaración de condena.
Tras insistir en que "personalmente" condena y rechaza "radicalmente" el ataque que se produjo anoche, ha asegurado que "todo el mundo tiene derecho a expresar su opinión". "Es la esencia de la democracia y ningún grupo, ni mayoritario ni minoritario puede impedir ese desarrollo".