Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP presentará el viernes la reforma para evitar elecciones en Navidad, que reducirá tiempo y costes de la campaña

Se pretende evitar que el voto del exterior tenga que pedir otra vez el voto y que haya que recoger de nuevo avales para las candidaturas
El PP tiene intención de registrar este viernes la proposición de ley para acortar el tiempo y el coste de la campaña electoral con el fin de evitar que unas terceras elecciones generales coincidan con el Día de Navidad. La iniciativa se debatirá y aprobará en el Congreso la semana del 18 de octubre, después pasará al Senado y se publicará en el BOE antes del 28 de octubre para que esté el 1 de noviembre, que es cuando se publicará el decreto de convocatoria de los comicios si antes no ha habido investidura.
La fecha del 25 de diciembre viene determinada por la decisión de convocar el debate de investidura de Mariano Rajoy los pasados 30 y 31 de agosto, ya que es la Constitución la que establece que, pasados dos meses desde la votación fallida y si nadie logra superar la investidura, las Cortes quedaran disueltas para celebrar nuevas elecciones.
Cuando ya sólo resta poco más de un mes para que venza esa fecha de caducidad, el PP ha decido poner en marcha una reforma puntual de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) que evita celebrar elecciones el día de Navidad.
APROBARLA EN POCO MÁS DE UNA SEMANA
Según el calendario que manejan los 'populares', la iniciativa legislativa se registrará este viernes en el Congreso para que la Mesa de la Cámara pueda calificarla el próximo martes y acepte su tramitación por la vía de urgencia con el objetivo de que pueda entrar en el orden del día de la sesión plenaria programada para la semana del 18 de octubre. Para entonces, el Gobierno en funciones deberá haber dado su visto bueno a que se debata, una conformidad que requieren todas las proposiciones de ley.
El debate de totalidad de la reforma será el día 18 de octubre y en la misma semana, ya sea al día siguiente o el jueves 20, se celebrará un segundo pleno para su aprobación y remisión al Senado, que tramitará la iniciativa la semana siguiente, en el Pleno que arranca el 25 de octubre.
De la Cámara Alta ira al Boletín Oficial del Estado (BOE), que debe publicar la reforma como muy tarde el viernes 28 de octubre, pues debe estar en vigor para el decreto de disolución de las Cortes que ha de publicarse el día 1 de noviembre.
Para toda esta tramitación, el PP necesitará apoyo de los demás grupos parlamentarios pues, al tratarse de la reforma de una ley orgánica, requiere el apoyo de la mayoría absoluta del Congreso (176 diputados). En el Senado, los 'populares' ya tienen esa mayoría absoluta por si solos. "Esperamos contar con el apoyo de todos", ha dicho este martes el portavoz del Grupo Popular, Rafael Hernando.
LAS MISMAS JUNTAS, PETICIONES DE VOTO Y FIRMAS QUE EN JUNIO
En cuanto al contenido de la reforma, el dirigente del PP ha prometido que el objetivo será hacer una reforma para que, en el caso de que haya que repetir las elecciones por tercera vez en un año, el procedimiento se agilice y sea "lo menos gravoso" para los ciudadanos reduciendo tiempos y gastos de la campaña.
En el PP apuntan que, para compensar los efectos de acortar a siete días la duración de la campaña, se repetirán las juntas electorales de junio, se adelantará el voto por correo, se permitirá que los inscritos en el Censo del Exterior (CERA) no tengan que volver a solicitar el sufragio (el denominado 'voto rogado') y se dejará que los partidos extraparlamentarios no vuelvan a recabar los avales que ya presentaron para los comicios anteriores.