Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP carga contra el gobierno "nefasto" de Puigdemont y le pide que acuda a la Conferencia de Presidentes

El portavoz del PP, Pablo Casado, ha cargado contra el gobierno "nefasto" de Carles Puigdemont en Cataluña, "secuestrado por los radicales", ha dicho, tras lo cual ha reclamado al dirigente autonómico que participe en la Conferencia de Presidentes de la próxima semana, "un buen momento para hablar de lo que podemos hablar, de lo que tenemos competencia y capacidad", no sobre cuestiones "identitarias".
En rueda de prensa en la sede nacional del PP, Casado ha recordado que en el encuentro entre el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y los de los ejecutivos autonómicos se tratará sobre la reforma del sistema de financiación y la sostenibilidad de los servicios básicos, educación, sanidad y bienestar social.
Se trata de asuntos "importantes" que merecen la presencia de Puigdemont y del 'lehendakari', Iñigo Urkullu, ha dicho Casado, que también ha asegurado desconocer si está previsto algún encuentro entre Rajoy y el líder catalán o entre sus respectivos números dos, Soraya Sáenz de Santamaría y Oriol Junqueras, aunque ha reiterado que el PP está abierto al diálogo si no es sobre la unidad de España.
"Si pretenden dialogar sobre eso no van a encontrar interlocución", ha recalcado, y ha acusado a la Generalitat de haber tratado en los últimos años de imponer sus reivindicaciones sobre un pacto fiscal o sobre la convocatoria de un referéndum de independencia. "Eso no es diálogo", ha dicho.
El portavoz 'popular' ha criticado el año de gobierno de Puigdemont, que llegó al cargo de forma "sui generis", pero que ahora anuncia que no será de nuevo candidato, y que ha desarrollado un trabajo "nefasto para la sociedad catalana". También su partido, la antigua CiU, ha seguido a su juicio una evolución "esperpéntica" hacia la radicalización, ha dicho, que le puede llevar de 85 escaños a 17 según alguna encuesta en favor de ERC.
"Esto que podría haberse dado en una región menos desarrollada del mundo se ha dado en Cataluña", ha añadido. "Es un empobrecimiento tremendo", ha apuntado. "Los catalanes no tienen la culpa del penoso gobierno que tienen".
Dicho esto, Casado ha desligado sus críticas "nítidas" a la gestión de Puigdemont de la petición que le hace para que acuda a la Conferencia de Presidentes, porque tienen la responsabilidad de acudir a un foro donde se debatirán los problemas de su comunidad.