Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Castedo dice que el PP no le pidió que dimitiera y asegura haberse sentido sola

La exalcaldesa de Alicante Sonia Castedo ha asegurado que "en ningún momento" el PP "ni a nivel autonómico ni nacional" le pidió que dimitiera pese a que está doblemente imputada en el caso Brugal, y ha manifestado que se sintió sola y le hubiera gustado sentirse "más acompañada" por el partido: "Cuando la voz del enemigo acusa, el silencio del amigo condena".

En una entrevista en Telecinco recogida por Europa Press, Castedo ha afirmado que tomó la decisión de dejar su cargo "sin presiones" por parte de su partido: "No he llegado a ningún acuerdo con mi partido. Yo decidí cuando me quería ir y el partido en ningún momento me presionó", ha aseverado al respecto.
Al respecto, ha indicado que sabía que no iba a ser candidata a revalidar la Alcaldía en mayo porque "esté de acuerdo o no el presidente regional de mi partido marca una línea roja" y "no quieren a ningún imputado" en las listas. Preguntada respecto a la tardanza en presentar su dimisión tras ser imputada, ha precisado que en los estatutos del PP "no dice que cuando estés imputado tengas que dimitir".
"INCOMPRENSIÓN, SOLEDAD, INDEFENSIÓN"
Al ser cuestionada sobre la respuesta que ha recibido de su partido, ha indicado que "ha actuado como cualquier partido" ante un tema que ha saltado a los medios a nivel nacional. "Si yo con las mismas imputaciones no estuviera en los medios a nivel nacional seguramente hoy seguiría siendo alcaldesa", ha considerado.
En cualquier caso, ha señalado que como este tema podía afectar a "la marca" del partido, entiende la posición adoptada por el partido. No obstante, a nivel personal ha admitido que le hubiera gustado sentirse "más acompañada" y que el apoyo que recibe a nivel personal "hubiera salido a la luz".
Sobre sus sentimientos en actos en los que dirigentes del partido evitaban sentarse a su lado, ha señalado que sintió "vergüenza" por ella misma, al saber "que iba a ser objeto de la noticia", y también "incomprensión, indefensión y soledad".
NO CREARÁ UN PARTIDO
Preguntada sobre su futuro político, Castedo ha negado que vaya a formar un partido político y ha afirmado que se va a alejar definitivamente de la política. A partir de ahora, ha continuado, se dedicará a "trabajar para poder pagar la hipoteca" y no ha querido precisar en qué campo, aunque tiene "varios proyectos sobre la mesa".
Sobre los reproches que ha recibido por anunciar su dimisión a través de Facebook el pasado 23 de diciembre, ha defendido su decisión recalcando que "no estaba dispuesta" a convocar una rueda de prensa para "seguir siendo el monigote" y ha asegurado que ésta era "la manera más justa" de avisar a la gente. También ha justificado su ausencia del pleno en el que se comunicó su dimisión para no "dar pie al morbo y al espectáculo".
"NO ME HE LLEVADO UN DURO"
Asimismo, Castedo ha dicho que le duele haber tenido que marcharse de la política porque "mucha gente" confió en ella. "Me duele haber podido fallar en la confianza de esas personas que hayan confiado en mi", ha manifestado.
Durante la entrevista, la exalcaldesa ha insistido en que ella no ha cometido ningún delito de carácter económico y que "jamás" se ha llevado "un duro" del erario público, al tiempo que ha negado, al ser preguntada al respecto, tener cuentas o bienes más allá de "lo que todo el mundo conoce" y que aparecen en el informe policial.
Respecto a la recepción de regalos por parte del empresario Enrique Ortiz, también imputado en Brugal, ha defendido que hasta hace unos años recibir regalos en Navidad "era absolutamente normal" y era algo "socialmente aceptado" pero a día de hoy "no lo son y ya no se reciben.
En concreto, sobre el regalo de un viaje ha manifestado que "a día de hoy" no le parece estético, "como tampoco las conversaciones" intervenidas, aunque ha insistido en que ella no hace "nada que no sea ético". Asimismo, ha indicado que no ha dado "absolutamente nada" a cambio al constructor".
También ha advertido de que "no podemos acabar convirtiendo en ogro a un empresario, se llame Enrique Ortiz o Pepito Pérez, hasta que la justicia demuestre que ese empresario ha hecho actuaciones que son ilegales".
"ALGUIEN TIENE QUE HABER DETRÁS"
Tras defender su actuación al frente de la Alcaldía, inquirida sobre si considera que hay una "mano negra" tras las imputaciones", ha indicado: "alguien tiene que haber detrás porque no es normal que una alcaldesa de provincia que dentro de las acusaciones que se le hacen no hay ninguna económica entendida como tal sea noticia a nivel nacional más que la infanta Cristina y más que Jordi Pujol". Preguntada por un nombre, ha indicado que es "muy precavida" y se guarda los nombres "por si acaso".
Para Castedo, quienes han conseguido "acabar" con su persona a nivel político han sido los partidos de la oposición, cuyo único objetivo ha sido "tumbar a Sonia Castedo": "Me levanto y les aplaudo, lo han conseguido".
Castedo, que ha admitido que es una persona "políticamente incorrecta" que lo va a seguir siendo porque es su manera de ser y no va a cambiar, ha criticado que se haya "prostituido el término imputación" porque "a día de hoy una persona imputada ya suena a una persona delincuente". "Maldita garantía procesal", ha agregado.