Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP insta a Podemos a explicar sus fondos y si "conducen a una financiación ilegal"

El portavoz del comité de campaña del PP, Pablo Casado, ha instado este lunes a los dirigentes de Podemos a explicar el origen de sus fondos y si todas las informaciones que han surgido en torno a ellos "no conducen a una financiación ilegal" del nuevo partido.

El dirigente 'popular' ha acusado a la cúpula de Podemos de "cinismo e hipocresía" por erigirse en "inquisidores" de los demás partidos, a los que exigen "castidad", cuando ellos tienen "cuatro casos de corrupción sin haber gestionado un solo euro público".
Casado se ha expresado así en declaraciones a Onda Cero donde ha instado al número tres del partido, Juan Carlos Monedero, a aclarar los pagos que recibió del Gobierno venezolano de Hugo Chávez y al secretario general, Pablo Iglesias a dar cuenta de si la productora de su programa, 'La Tuerka', pagó sueldos en B. Y ha recordado que su excolaborador en Canal 33, Enrique Riobóo, habló de facturas pagadas por Venezuela e Irán que no se han declarado.
Además, ha destacado que mientras Podemos defiende que se viva con no más del triple del salario mínimo y utiliza expresiones como "la casta", la "minoría privilegiada" y "los ricos insolidarios", Monedero tiene 700.000 euros y pudo pagar "200.000 euros a tocateja para "pagar una irregularidad" con Hacienda, así que le ha emplazado a explicar de dónde los ha sacado.
Casado ha pedido a Monedero que explique si tiene "sedes black", tres pisos para sus empresas, y si Chávez le pagaba mensualmente. También se ha preguntado si medio millón de euros "es el precio internacional de un informe de asesoría" un precio que "no cobraba ni Keynes", y más teniendo en cuenta que él es politólogo y asesoraba sobre moneda, y ese trabajo "se hizo tres años antes de cobrarlo", y lo hizo "como persona física" y no como sociedad.
Por otro lado, ha dicho que los dirigentes del partido han reconocido haber recibido cerca de 4 millones de euros de Venezuela, Ecuador y Bolivia a través de la fundación CEPS por trabajos "tan peregrinos" como asesorar formar a los funcionarios de prisiones de Venezuela --"qué le pregunten a la oposición cómo las gastan", ha alertado-- o repartir la riqueza --"la reparten a su manera", ha proseguido--.
Por último, se ha referido a "la beca" del 'número dos', Íñigo Errejón, en la Universidad de Málaga y al hecho de que 86 días antes de constituirse Podemos hubiera "un flujo de toda esta financiación de países extranjeros" y ha destacado que, tras la reforma impulsada por el PP, eso está "absolutamente prohibido". Por todo ello, les ha pedido que expliquen si "todas esas cuestiones no conducen a una financiación ilegal del partido".
Además, Casado ha acusado a los dirigentes de Podemos de estar "mintiendo todo el tiempo" por decir que el Gobierno los persigue", cuando a quien se persigue es "a los defraudadores".
Es más, se ha preguntado si el modelo de Podemos es la Grecia de Syriza, en el sentido de "pedir más dinero para que lo paguen los españoles", convertido en "yo defraudo a Hacienda para que lo paguen los demás".
En cambio, el dirigente 'popular' no cree que el caso del extesorero del PP, Luis Bárcenas, vaya a poner techo a sus aspiraciones electorales, porque ya llevan "seis años con esto" y el PP ha dicho que "si hubiera cuentas en B serían de Bárcenas". "Lo dice no sólo el PP, lo dice el escrito de acusación de las fiscales, al auto de instrucción del juez, el informe de la Abogacía del Estado y de Hacienda", ha añadido.
Así, ha defendido que si las cuentas fuesen del PP éste estaría imputado, mientras que sólo lo está Bárcenas, que "tendrá que explicar de dónde saca 48 millones de euros" y si los obtuvo aprovechándose de su posición en el partido éste sería el principal perjudicado.
En cuanto a los sondeos de expectativas electorales, Casado ha insistido en que el enemigo del PP es la abstención, porque en la última encuesta del CIS hay un 30 por ciento de indecisos y los 'populares' no se creen que el centro izquierda sume más del 56 por ciento de votos (entre PSOE, IU, Podemos y UPyD) y el centro derecha sólo un 27 por ciento.
Para ello, ha detallado que el PP se centrará en defender que "los grandes esfuerzos" que han hecho los españoles "han traído beneficios" en crecimiento, creación de empleo, revalorización de las pensiones, aumento de las exportaciones y bajada de impuestos.
"Tenemos que decir a la gente que nosotros seguimos siendo un partido unido y solvente y que por segunda vez en democracia hemos sacado a España de la bancarrota en que la dejó la izquierda", ha manifestado.