Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PP pedirá en el Parlamento vasco que La Roja juegue en San Mamés y reclama que el lehendakari lo apoye

Afirma que el "antiespañolismo al señor Ortuzar se le olvida cuando tiene que ir a Madrid en busca de la chequera"
La portavoz del PP vasco y parlamentaria, Nerea Llanos, ha anunciado que su partido pedirá en el Parlamento vasco y en las Juntas Generales de Bizkaia que la selección española juegue en el estadio de San Mamés, con el fin de "aunar voluntades" en torno a esta reclamación. Por ello, ha reclamado al lehendakari, Iñigo Urkullu, que "lidere" el apoyo a esta iniciativa como muestra de apoyo "a la pluralidad".
Por su parte, el portavoz popular en las Juntas vizcaínas, Javier Ruiz, ha considerado que, en la actualidad, existe "un veto político e institucional" del PNV a que La Roja dispute partidos en Euskadi, y ha afirmado que el "antiespañolismo" al presidente del EBB, Andoni Ortuzar, "se le olvida cuando tiene que ir a Madrid en busca de la chequera".
Llanos y Ruiz, vestidos con la camiseta de la selección española y arropados por otros miembros del partido, han comparecido ante los medios de comunicación delante de San Mamés para apuntar que no es la primera vez que se hablará en la Cámara vasca de la posible presencia de la selección española en el estadio bilbaíno porque su formación ya preguntó sobre ello al lehendakari.
En esta ocasión, el PP pedirá que la Roja juegue en 'la Catedral' a través de una proposición no de Ley y espera el apoyo de todos los grupos, "pero, sobre todo, de los dos grupos que, en estos momentos, forma parte del Gobierno vasco", PNV y PSE-EE. En esta línea, confía en que el respaldo sea "liderado" por Urkullu.
La parlamentaria popular ha señalado que el hecho de que la selección española juegue en San Mamés "supone una proyección internacional" y "colocará a Bilbao, a Bizkaia y a Euskadi en el mundo". También ha apuntado que será "un tractor económico", al igual que otras eventos deportivos como la Vuelta Ciclista.
"Por responsabilidad, le pido al lehendakari que lidere el apoyo a esta iniciativa que vamos a presentar. No puede dejarse llevar en esta cuestión por sus supuestos propios sentimientos de no querer ver a España jugar aquí, sino que es el lehendakari de todos los vascos", ha añadido.
Por ello, ha manifestado que, "si de verdad quiere que la pluralidad, que la defensa de los sentimientos de todos los vascos, no solo de los nacionalistas, no se quede en una mera declaración de intenciones, no se quede en una mera postura política, sino que vaya más allá, y lo plasme con hechos, liderando ese apoyo a esta iniciativa".
Tras reconocer que "habrá vascos que no quieran ver a la selección española en San Mamés", ha destacado que "también hay miles de bilbaínos, de vizcaínos y de vascos que están encantados" con esta idea y que "llenarían este gran campo muy gustosos".
HACE 50 AÑOS
Por su parte, Javier Ruiz, ha señalado que "España ha jugado en San Mamés en seis ocasiones, la última vez hace 50 años", y ello porque existe "un veto político", algo que "sería impensable en cualquier otro país europeo".
Según ha explicado, este "veto lo ha impulsado y aplicado el PNV durante todos estos años". "Hay un antiespañolismo rancio, añejo, caduco, y con sabor sabiniano más propio del siglo XIX que de planteamientos del siglo XXI. La verdad es que ese antiespañolismo al señor Ortuzar se le olvida cuando tiene que ir a Madrid en busca de la chequera", ha aseverado.
A su juicio, el hecho de que La Roja viniera a San Mamés sería "un gesto de normalización política e institucional", al igual que ha ocurrido con la Vuelta Cliclista España, "que durante muchos años también ha sufrido muchos vetos".
"Sería también importante desde el punto de vista económico porque tendría un impacto en las arcas de la ciudad y del territorios, teniendo en cuenta la gran afluencia de aficionados que conlleva la selección de España, y sería también importante desde un punto de vista deportivo porque nos permitiría a todos aquellos que, al margen de sentimientos, disfrutamos del buen fútbol porque podríamos ver a un elenco de jugadores de primera talla a nivel internacional", ha añadido.
Según ha apuntado, "a nadie se le puede escapar la enorme expectación, el enorme impacto que tendría aquí que hubiese un partido entre España y Francia, por ejemplo, teniendo en cuenta la cercanía del país vecino o el enorme impacto que tendría un partido entre España e Inglaterra, teniendo en cuenta la simpatía que se siente aquí hacia el fútbol anglosajón, o la expectación que generaría un partido entre España y Alemania, teniendo en cuenta que son las dos últimas campeonas del mundo".
"Pero, cuando se habla de España y de San Mamés, al PNV y a las instituciones gobernadas por el PNV les entra el miedo escénico, que consiste en que aquí se pueda colocar el cártel de 'no hay billetes' y eso rompería muchos esquemas y muchos mitos que han construido muchos a lo largo de los años", ha añadido.
Ruiz ha asegurado que San Mamés "es una oportunidad, un escaparate, un campo para enseñar y para exhibir al resto del mundo". "Por lo tanto, nosotros lo que pedimos es que se aúnen voluntades en favor de los intereses de los vizcaínos, de este territorio y de Bilbao", ha manifestado.
Por ello, ha realizado un llamamiento a "eliminar vetos, normalizar la situación y remar todos en favor de los intereses de Vizcaya y los bilbaínos".