Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE acusa al Gobierno de "cargarse" el modelo sanitario y educativo

Imágenes de archivo de Soraya Rodríguez y Eduardo Madinacuatro.com

Tacha de "brutal" el anunciado recorte de 10.000 millones 

Dice que el Estado de Bienestar es una "línea roja", pero promete no "rebelarse"

La portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Soraya Rodríguez, ha alertado de que el "brutal" recorte de 10.000 millones anunciado este lunes por el Gobierno supone de facto "cargarse" el vigente modelo sanitario y educativo porque se va a traducir en un "cambio radical y absoluto" del mismo que, según su pronóstico, traerá consigo "menores prestaciones" para los ciudadanos y que haya que pagar por algunas de ellas.
Así lo ha asegurado la dirigente socialista en una rueda de prensa en el Congreso, en la que ha exigido que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, comparezca cuanto antes en el Congreso para detallar cómo va a aplicarse este "gran hachazo" al modelo de sanidad y educación públicas "construido entre todos en los últimos treinta años".
"Un recorte así, es una barbaridad que sólo pasa por que los ciudadanos reciban menores prestaciones de forma gratuita", ha alertado la portavoz socialista, antes de recordar que los ciudadanos ya contribuyen de forma "progresiva" a la financiación de la sanidad y la educación a través del IRPF.
Habrá que pagar
Agarrándose a unas declaraciones del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, sobre la necesidad de revisar la cartera de prestaciones sanitarias, la portavoz socialista ha augurado que "se reducirá el número de prestaciones sanitarias a las que los ciudadanos tienen derecho y se incrementará el numero de prestaciones sanitarias que los españoles tengan que pagar".
Rodríguez ha explicado que su partido está dispuesto a dialogar sobre, por ejemplo, una eventual subida de impuestos al tabaco y el alcohol para lograr ingresos que se destinen directamente a financiar el sistema sanitario y también ha recordado que la central de compras de medicamentos que ahora defiende el Gobierno del PP se puso en marcha bajo el mandato de José Luis Rodríguez Zapatero.
Este ofrecimiento al diálogo no es óbice para que el PSOE marque el mantenimiento del Estado de Bienestar como una "línea roja" infranqueable. "No la vamos a atravesar por la sociedad española, porque la sanidad, la educación y los servicios básicos son fundamentales para que todos los españoles salgan de la crisis sin que se deje atrás a nadie", ha garantizado.
En este contexto, preguntada sobre si las comunidades gobernadas por el PSOE se opondrán a aplicar este nuevo recorte, Rodríguez ha anticipado que antes de decidir tienen que conocer los detalles del mismo. En cualquier caso, ha querido dejar claro que el PSOE es un "partido responsable y de gobierno" que "no se rebela" sino que actúa "con lealtad institucional".
Rajoy no ha llamado a Rubalcaba
Tras confirmar que, al menos hasta el mediodía del martes, Rajoy no se había puesto en contacto con el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, para exponerle sus planes, Rodríguez ha apuntado que esta actitud "demuestra la gran incapacidad" del Ejecutivo para "poder gestionar una situación tan compleja" como la que vive España y ante la que, según los socialistas, Rajoy debería "recuperar el consenso social, político e institucional".