Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PP y PSOE acuerdan su desacuerdo

El Partido Popular sigue sin mover ficha y apela a la responsabilidad, a reivindicar que gararon las elecciones. "Tratan de sustituir la democracia por acuerdos", se lamentaba su secretaria general. Y que sólo con ellos al frente -aunque María Dolores de Cospedal afirma que no ponen "condicionantes", se puede defender la unidad de España y la igualdad de los españoles. "Y pasar esa frontera es, claramente, traicionar a los españoles". En un momento, además, que consideran delicado. "Lo único que nace del veto siempre es la pobreza y el paro. Y, a veces, la aritmética del corto plazo lo que se transforma es en hipotecas de largo plazo para España y para los españoles". Para el PSOE, el que tiene que ser responsable es Mariano Rajoy. "A Rajoy hay que pedirle no sólo que respete los tiempos constitucionales de Pedro Sánchez, sino que respete la propia Constitución" que, como explicaba su portavoz parlamentario, Antonio Hernando. establece que presidente es quien tiene más apoyos parlamentarios. Y que para eso no cuentan con ni con él ni con el PP. "No es que no queramos, es que no podemos acordar con un partido y con un presidente que está acosado por la corrupción". Y mantienen la ilusión intacta por convencer a derecha e izquierda. Difícil, como reconoce Miguel Ángel Gutiérrez, número 4 de Ciudadanos. "Tenemos un concepto de lo que debe ser España que no casa con lo que probablemente quiera el PNV y con lo que probablemente quiera Podemos". Podemos todavía no ha remitido su propuesta. Será esta semana en la que Sánchez también se verá con Convergencia y Esquerra Republicana de Catalunya, que sólo está preocupada, como dice Alfred Bosch, de ser referente sólo en Cataluña. "Nosotros no lideraremos ninguna reforma del sistema español, ni de la Constitución española. No nos toca". Panorama complejo para una legislatura que no acaba de arrancar.