Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP cree que Oltra debería "montarle un pollo" a Puig por "dilapidar más de 2.000 millones con Castor"

La portavoz adjunta del grupo popular en las Corts Eva Ortiz se ha preguntado si la vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, "le va a montar el pollo" al presidente, Ximo Puig, "por dilapidar más de 2.000 millones con Castor y con las inviables desaladoras millonarias", ante lo que ha exigido responsabilidades políticas al 'president'.
En declaraciones a los medios en las Corts, Ortiz ha recordado que Puig, siendo portavoz de Industria en el Congreso, "exigió en abril de 2012 explicaciones al Gobierno por paralizar el almacén de gas Castor, defendiendo entonces su puesta en marcha y sin solicitar que se anulase la cláusula de indemnización sabiendo que el norte de la provincia de Castellón iba a tener graves problemas".
Así, "fue el Gobierno de Zapatero quien tramitó y aprobó ese proyecto sin llevar a cabo todos los informes necesarios, con grave perjuicio para el medio ambiente y para la seguridad de las personas" y supone que el secretario autonómico de Medio Ambiente Julià Àlvaro, "siempre tan dicharachero, romperá su silencio sobre el Castor y algo tendrá que decir de la actitud de Puig, que ayer decía una cosa y hoy otra, como si no fuera con él".
"Puig carece de toda credibilidad, pues ha pasado de ser un gran defensor a ultranza del Castor a un detractor que se llena la boca tratando de desviar la atención sobre el empastre que nos dejó el gobierno socialista de Zapatero con Castor y las desaladoras", ha agregado.
Por ello, ha pedido "coherencia" a la vicepresidenta: "Ahora parece que no se pregunta cuántos hospitales, infraestructuras o colegios se podrían haber puesto en marcha con esos 2.000 millones de euros de dinero público tirados a la basura. Igual que exige a todo el mundo y da tantas lecciones de ética y estética, nos gustaría que dijera qué le parece. Tampoco quiere pedir explicaciones a sus socios de gobierno ni exige responsabilidades políticas sobre lo sucedido".