Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP llama a Iglesias sectario y "mercenario de Maduro" y le invita a retirarse: Nunca será presidente

El portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Rafael Hernando, ha cargado este miércoles contra el líder de Podemos, Pablo Iglesias, al que ha llamado "mercenario" del presidente Venezolano, Nicolás Maduro, le ha atribuido el "peor sectarismo" y le ha avisado de que "nunca será presidente del Gobierno de España". "Acepte su fracaso y retire la moción o retírese", le ha soltado como colofón a su discurso.
Hernando ha usado su réplica al candidato para recriminarle que se haya dedicado a "descalificar, atacar e insultar" al PP y al Gobierno con "mentiras" desde su "pensamiento de partido único". "El debate ha servido para conocerle mejor a usted", ha ironizado, antes de añadir que sus intervenciones ha sido "una pura tortura", tan "aburridas" que hasta el alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro, no paró de jugar con su IPad en la tribuna de invitados.
El portavoz 'popular' se ha afanado en explicar que gracias al Gobierno del PP, "España vuelve a ir bien", y también en defenderse de las acusaciones de corrupción lanzadas por los dirigentes de Podemos, proclamando que el Gobierno y el partido de Rajoy es "honrado, decente y honesto". "Le pido un poco más de respeto para todos los votantes que nos han votado", ha añadido, tras afear a Iglesias que use la corrupción "como metralla" y el Congreso para "intereses particulares".
QUE EL PSOE NO CAIGA EN LA TRAMPA
Pero también ha aprovechado para lanzar un mensaje al PSOE, al que reclamado, tras sacar a relucir el 'caso Filesa', ha pedido "altura de miras". "No caigan en la trampa de confundir su papel, y de supeditar la estabilidad de España a las exigencias de los grupos populistas y nacionalista de la izquierda radical", ha demandado.
Y también les ha rogado que "no se arrojen en los brazos de un partido de propuestas quiméricas cuya única obsesión es liquidar" el sistema democrático y "que no duda en mercadear con la soberanía nacional en función de su exclusivos intereses".