Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PP cree que ETA, para desarmarse, solo tiene que llamar a la comisaría y facilitar las localizaciones de armas y zulos

Lamenta que la ponencia de Memoria y Convivencia solo pretenda "blanquear el pasado cómplice del terrorismo"
El secretario de Justicia, Derechos y Libertades del PP y presidente de los populares de Álava, Iñaki Oyarzábal, cree que ETA, para desarmarse, solo tiene que llamar a la comisaría de la Ertzaintza o de la Policía y facilitar las localizaciones de armas y zulos. Además, ha lamentado que la ponencia de Memoria y Convivencia del Parlamento vasco solo pretenda "blanquear el pasado cómplice del terrorismo".
En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Oyarzábal ha considerado que el desarme de ETA "no puede traer por medio condiciones". "Hoy sabemos que ETA lo que pretende es que, a cambio de entregar las armas, suelten a los presos y haya una serie de condiciones, como que se vayan la Guardia Civil y las FSE. Nosotros creemos que la paz no tiene precio y no debe tenerlo", ha indicado.
En este sentido, ha apuntado que, "por ética democrática, el PNV debería exigir a la banda que entregue las armas de manera incondicional". "Y eso es muy fácil, no hace falta esa frase tan manida de la entrega de armas ordenada. Creemos que, si ETA quiere entregar las armas, tiene que llamar por teléfono a cualquier comisaría de las Ertzaintza o de la Policía y decir: 'las armas están aquí, en estos zulos, en estas localizaciones y las entregamos en este momento'", ha manifestado.
Iñaki Oyarzábal cree que, posteriormente, debe disolverse, porque lo de 'un final ordenado de ETA', "simplemente es estrategia, teatros para seguir engordando permanentemente los debates que interesan a ese mundo y seguir enredados en las reivindicaciones de la izquierda abertzale y de Bildu permanentemente".
El presidente de los populares alaveses ha recordado que su partido se ha quedado fuera de la ponencia de Memoria y Convivencia porque tiene el objetivo de "blanquear el pasado cómplice del terrorismo". "Los propios representantes de Sortu y de Bildu agradecieron que se rebajen los mínimos éticos y democráticos que hay que exigir para abordar una convivencia y un futuro de Euskadi en el que quepamos todos", ha añadido.
A su juicio, "cuando se habla de memoria, no se puede pensar que se construye sobre bases firmes tratando de traicionar la memoria de las víctimas del terrorismo y buscando un acomodo de aquellos que hasta antes de ayer estuvieron apoyando a la banda terrorista y que, a día de hoy, todavía son incapaces de condenar los asesinatos, de reconocer el daño causado y deslegitimar la violencia". "Creo que no es bueno participar ahí porque creo que no va a servir para nada. No va a servir para avanzar, desde luego", ha precisado.
Iñaki Oyarzábal cree que al PP le va a quedar espacio fuera de este foro para desempeñar algún papel en el tema de convivencia porque el discurso de los populares "es el que ha derrotado a ETA".
"Muchas veces hemos mantenido un discurso en soledad durante muchísimos años y manteniendo el acoso duro de los terroristas y de su entorno. Mantuvimos un discurso que es el que ha podido terminar con ETA. Dándole la razón a ETA no se termina con ella", ha precisado.
El líder de los populares alaveses ha asegurado que ha sido su discurso "el que ha debilitado a ETA y que ha conseguido que deje de asesinar". "Por ello, en este momento están en una posición de debilidad que hace que se pueda exigir con certezas su disolución y entrega de las armas", ha aseverado.
Oyarzábal ha lamentado que los socialistas hayan "renunciado absolutamente a defender lo que defendían hasta hace poco tiempo". "Lo único que ha cambiado para que hoy estén en una ponencia y en la legislatura pasada no, es que hoy están en el Gobierno y ocupan sillones, y que, seguramente, le deben pleitesía al PNV", ha dicho.
De esta forma, ha manifestado que los socialistas "se han prestado a un juego que va absolutamente en contra de los principios que han defendido todo este tiempo". "El PNV, como siempre, en esto 'nada y guarda la ropa'. Ha jugado siempre a una ambigüedad calculada que a mí me parece que ha sido nefasta y ha retardado mucho el final de ETA, pero siempre ha querido jugar a hacer guiños a Bildu y a la izquierda abertzale, y en eso estamos", ha indicado.
PONENCIA DE AUTOGOBIERNO
En cuanto a la ponencia de autogobierno del Parlamento vasco, ha asegurado que los populares estarán en ella para defender que quieren "una Euskadi más fuerte, más próspera en los próximos años, pero dentro de España".
"Queremos una Euskadi en la que se respeten los derechos de todos, independientemente de dónde hayan nacido y que, además, se respeten nuestros marcos de convivencia", ha dicho.
Además, ha rechazado que se puedan abordar "viajes a ninguna parte" porque ya se ve "qué ocurre en Cataluña". "Que no se busque el enfrentamiento social, la división otra vez entre vascos, entre nacionalistas y no nacionalistas", ha pedido.
A su juicio, "puede haber un encaje de una Euskadi en la que todos quepan y se reconozca la pluralidad de Euskadi dentro de España". "Y nosotros creemos que, para defender las cosas de aquí y para ser vascos, no necesitamos romper con las comunidades vecinas", ha indicado. También ha abogado por "aprovechar mejor los instrumentos de autogobierno" en una España "que es respetuosa con la singularidad vasca".
En todo caso, ha recordado que el PP votó en contra de la creación de la ponencia de autogobierno porque "se plantea para buscar un nuevo estatus del País Vasco y para defender el derecho de autodeterminación". "Pero hemos decidido estar porque, al menos, han decidido que todos esos pasos se irían dando dentro de la legalidad vigente y sin violar los marcos de convivencia", ha señalado.
En esta línea, ha apuntado que los populares defenderán, "con uñas y dientes, la posición de centenares de miles de vascos que quieren seguir sintiéndose vascos y también españoles, que no quieren que nadie les haga renunciar a su propia identidad ni a sus derechos". "Creo que tenemos que empezar a pensar que el futuro pasa por estar conectados a los demás y por la colaboración, y no por la división", ha concluido.