Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP replica a C's que el Rey emérito simboliza la transición que quieren que haya en Cuba

El portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Rafael Hernando, ha asegurado este martes que ni "entiende" ni "comparte" que Ciudadanos cuestione la presencia del Rey emérito en el funeral de Fidel Castro, ya que, según ha dicho, don Juan Carlos simboliza la transición a la democracia que desean que se produzca en Cuba "cuanto antes".
Ciudadanos ha criticado la presencia del padre del Rey en las exequias de "un dictador" y sostienen que habría sido suficiente con la presencia del secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Jesús Gracia.
"Yo no entiendo que se cuestione la presencia del Rey emérito, que es un símbolo para todos los españoles de lo que fue precisamente un proceso de transición de una dictadura a una democracia", ha declarado Hernando en la Cámara Baja tras la reunión del Grupo Popular que ha presidido la ministra de Defensa y secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.
UNA PRESENCIA "CARGADA DE SIMBOLOGÍA"
En este sentido, Hernando ha subrayado que la presencia de don Juan Carlos en Cuba está "cargada de una enorme simbología", en un país que "ha vivido desgraciadamente en un sistema de dictadura" y que, según ha dicho, desearían que "cuanto antes pasara a un sistema de urnas, de elecciones democráticas y de libertades".
"Éste es el mensaje que estamos trasladando desde España a un pueblo hermano y a un pueblo amigo como es el pueblo cubano", ha resaltado el dirigente 'popular', que ha calificado de "enormemente acertada" la elección de Don Juan Carlos para ese viaje a la isla.
El portavoz parlamentario del PP ha insistido en que el Rey emérito representa la evolución de España, que pasó de una dictadura a una democracia y que está "simbolizada en un proceso de transición que mejor que nadie representa el Rey Juan Carlos I". "Me parece una decisión muy afortunada, respeto las críticas de los demás pero yo sencillamente ni las entiendo ni las comparto", ha concluido.