Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PP de Cádiz exige a Irene García (PSOE) que "dé la cara" ante las "ilegalidades" en los cursos de formación de Delphi

La diputada andaluza del PP de Cádiz y portavoz de Empleo en el Parlamento andaluz, Teresa Ruiz-Sillero, ha calificado de "graves" las manifestaciones del inspector de Trabajo que ha prestado declaración ante la juez que instruye el presunto fraude de la formación sobre las "irregularidades" en los cursos de formación de Delphi, por lo que ha exigido a la secretaria general del PSOE de Cádiz, Irene García, que "dé la cara ante las ilegalidades".
Según ha informado el PP en una nota, la dirigente popular entiende que, "ante las graves conclusiones del informe pericial", ratificado por el perito en su declaración ante la juez, Irene García "tiene que dar la cara públicamente y dar explicaciones por el uso fraudulento de los fondos públicos en beneficio del partido para evitar con un conflicto social tras el cierre de la factoría automovilística", lo que, a su juicio, viene a poner en evidencia la "compra de voluntades por parte del PSOE en la provincia por intereses partidistas",
En este sentido, ha indicado que los dirigentes socialistas gaditanos "no pueden permanecer más tiempo callados ante las irregularidades" en la concesión de subvenciones para la formación y la utilización que hicieron de "la angustia e inseguridad" de los trabajadores por el cierre de Delphi.
Ruiz-Sillero ha insistido en la "gravedad" del informe pericial que apunta a "compromisos políticos", a la "ilegalidad" en la concesión de subvenciones que "no cumplían los principios de publicidad, transparencia, concurrencia, objetividad, igualdad y no discriminación", y a la "simulación de contratos con el consiguiente fraude a la Seguridad Social", ha agregado.
Asimismo, ha destacado la cuantía de 105 millones que se aplicaron de manera "irregular", de los que 33 millones fueron adjudicados "casualmente" a las empresas del exconsejero socialista Ángel Ojeda, "con quien Irene García, como alcaldesa de Sanlúcar (Cádiz), firmó un convenio para formación y del que se ha negado a dar explicaciones".
La diputada andaluza del PP considera que "el PSOE se aprovechó de la necesidad de los trabajadores, a los que les prometieron un trabajo y han dejado tirados", de forma que ha insistido en que Irene García, como máxima representante de los socialistas gaditanos, debe dar explicaciones.