Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El exdiputado del PP Antoni Serra pide el archivo de su imputación en el caso Palma Arena

El exdiputado del PP y expresidente de S'Institut de Serveis Socials i Esportius de Mallorca, Antoni Serra, ha solicitado el archivo de su imputación en el caso Palma Arena, en cuya pieza principal fue encausado en 2009. El juez José Castro ha dado traslado a las partes para que se pronuncien sobre esta petición.
El exparlamentario 'popular' fue imputado a raíz de su presencia, en representación del Consell, en el consorcio para la construcción del velódromo palmesano, que definió en su declaración ante el magistrado como "puramente testimonial".
Tal y como señaló, el exgerente del órgano Jorge Moisés y el exdirector general de Deportes del Govern José Luis 'Pepote' Ballester eran quienes "llevaban el peso" de las reuniones que el consorcio mantenía y quienes tomaban "todas las decisiones".
En concreto, la causa indaga el presunto sobrecoste de más de cincuenta millones de euros producido durante la construcción del Palma Arena -el presupuesto inicial se elevó de 48 millones de euros a unos 110-, hecho que Serra atribuyó "a un fenómeno que suele acontecer en las obras públicas, a la rapidez que exigían las circunstancias y a determinados imprevistos que no puedo ahora determinar".
De hecho, manifestó que "nunca se propuso ni nadie insinuó hacer una inspección del velódromo para comprobar ese sobrecoste" ya que, agregó, "todos daban por bueno que esas funciones fiscalizadoras las llevaban a cabo correctamente los señores Ballester y Moisés".
En su declaración, el exalto cargo del PP subrayó que como la intervención del Consell de Mallorca se limitaba a la aportación del solar para la construcción del velódromo, su intervención "no era precisa en los demás asuntos".
Otros de los aspectos de los que se desvinculó Serra fueron el incremento de precios por parte de las empresas adjudicatarias y los interrogantes sobre las licitaciones llevadas a cabo por separado para eludir los concursos públicos, cuestiones que le eran, aseguró, "totalmente ajenas".