Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP pide a Mas "tomar buena nota de lo que le pasó a Ibarretxe"

Mas cree que Cataluña necesita un Estado porque no ha encajado en el español

El portavoz del Grupo Popular en el Congreso de los Diputados, Alfonso Alonso, ha advertido al presidente de la Generalitat, Artur Mas, de que "tome buena nota" de lo que le pasó a Ibarretxe, porque con su desafío al Estado llevó a Euskadi a un "callejón sin salida" y a una profunda división de la sociedad que sólo sirvió para "engordar" a los radicales.
El dirigente popular recordó a Mas que cuando el exlehendakari Juan José Ibarretxe planteó el "desafío al Estado" --el llamado "Plan Ibarretxe", que luego fue rechazado por el Congreso de los Diputados--, lo que hizo fue deslizarse por una corriente de radicalización.
Según explicó, lo único que logró Ibarretxe en aquel momento fue llevar al País Vasco a "un callejón sin salida". Una situación, dijo, "que duró años" y "perjudicó a la sociedad vasca" al provocar una profunda división entre los ciudadanos.
Por ello, quiso dejar claro que la "primera obligación de un gobernante es la responsabilidad". En su opinión, la "peor receta" son las aventuras, porque estas no llevan a ningún puerto y "sólo engordan a los radicales".
Alfonso Alonso respondía así a las aspiraciones soberanistas expuestas hoy mismo en Madrid por el presidente de la Generalitat catalana, quien ha asegurado que su comunidad necesita constituirse en Estado independiente porque ha fracasado en su esfuerzo de décadas por transformar el español en un "Estado amable en el que Cataluña pudiera encajar bien".
"No nos hemos vuelto locos, ni subido a la colina. Cuando los catalanes reclaman instrumentos de Estado lo hacen dentro del marco europeo e incluso del euro que intentamos defender", aseguró Mas durante un desayuno informativo en Madrid, después de exponer que la "sociedad catalana se ha cansado" de los "años de agravios políticos y económicos", y exige un estatus diferente.