Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ciudadanos descarta entrar en gobiernos de coalición con PP-A y PSOE-A

El candidato a la Presidencia de la Junta de Andalucía de Ciudadanos (C's), Juan Marín, descarta que su partido entre a formar parte de gobiernos de coalición tanto con el PP-A como con el PSOE-A tras las próximas elecciones autonómicas del 22 de marzo, en las que aspira a conseguir grupo parlamentario propio para "alzar la voz por los andaluces" y, eso sí, para apoyar puntualmente las iniciativas que consideren que sean beneficiosas para los ciudadanos.

Según ha explicado Marín, en declaraciones a Europa Press, su formación ha nacido en Andalucía para "sumar y colaborar" con los cambios que necesita la comunidad pero no para "ocupar escaños y tres consejerías" del Gobierno andaluz, ha ejemplificado.
"Para seguir igual, no vamos a estar. Para eso, estaremos en la oposición o en nuestra casa si así lo deciden las ciudadanos. Pero ahora mismo, me da la sensación de que hay demasiado inmovilismo tanto en el PP-A como en el PSOE-A. No veo gestos que indiquen que van a dar un giro de 180 grados", ha esgrimido Marín.
En su opinión, los 'populares' andaluces van "en dirección contraria" a la de Ciudadanos "en muchos ámbitos" y los socialistas igual, sobre todo, en lo relativo a temas de corrupción. Por eso, advierte de que después del 22 de marzo, dado que no cree que ningún partido saque mayoría absoluta, "habrá que establecer un marco de diálogo y de consenso entre todas las fuerzas políticas que nos lleve a hablar y del que, probablemente, saldrán acuerdos para sacar adelante determinados asuntos de interés general".
Pese a ello, sólo vaticina "apoyos puntuales" de su formación a otros partidos y descarta un gobierno de coalición tanto con PP-A como con PSOE-A "en estos momentos y en las circunstancias actuales", ya que ambos parecen dispuestos a seguir "actuando de la misma forma que en estos últimos 35 años".
Tampoco convencen a Marín los discursos de IULV-CA ni Podemos, de los que se siente "muy alejado". Del primero, porque no cree que su presencia en el Gobierno andaluz haya servido para "cambiar las cosas" y porque ha sido "muy difusa" su posición respecto a los casos de corrupción, y del segundo, porque aunque ahora tiene un mensaje "más moderado", no ve concreción en sus propuestas.
"Nosotros no venimos a ocupar un sillón o una consejería, ni a un reparto de puestos, sino a cambiar las cosas. Y hoy por hoy, si conseguimos grupo en el Parlamento, tenemos muchas posibilidades de quedarnos en la oposición porque no vemos que ninguna fuerza gire hacia nuestras posiciones", ha insistido.
"DESBORDADOS" POR SU CRECIMIENTO
Sobre la implantación de C's en Andalucía, Marín ha dicho estar casi "desbordado" por la cantidades de personas que se han puesto en contacto con el partido para afiliarse o para ofrecerse a colaborar de alguna forma. "Somos una opción cada vez más valorada y en estos dos o tres últimos meses hemos crecido de forma exponencial", ha agregado tras recordar que en apenas 5 meses desde su nacimiento ya existen 200 agrupaciones en Andalucía y tienen "1.500 afiliados y más de 10.000 simpatizantes".
Y eso, según ha añadido Marín, que han tenido que parar la inscripción de afiliados momentáneamente para dedicarse de lleno a la preparación de las elecciones andaluzas, que les han coincidido casi con su puesta en marcha y, principalmente, preparando el trabajo que iban a hacer de cara a las elecciones municipales.
Pese al "esfuerzo" que esto requiere y a que sus recursos económicos "son muy limitados" en comparación con otros partidos, el candidato de Ciudadanos se ha mostrado convencido de las posibilidades de su equipo, que se marca como reto a corto plazo conformar grupo parlamentario propio en el Parlamento andaluz para la X legislatura.
"Nosotros no tenemos dinero para hacer encuestas propias, pero sí conocemos los sondeos de opinión y, ahora mismo, podemos entrar con dos diputados por Sevilla y también tenemos opciones por Málaga y Granada. Esperamos que estos apoyos se intensifiquen más conforme vaya avanzando la campaña y recorramos Andalucía".
A medio y largo plazo, el objetivo de Ciudadnos es, según ha admitido Marín, convertirse en "alternativa de gobierno" en Andalucía, para lo que trabajarán de "forma contundente y organizada" en los próximos cuatro años. A conseguir esta meta ayudará que "Albert Rivera es el líder más valorado en el país" y que, gracias al trabajo de años del político catalán por dar a conocer su proyecto desde hace ocho años y a la irrupción de otros partidos que también luchan contra el bipartidismo, los ciudadanos cada vez están confiando más en su partido.
"Llegamos a Andalucía con propuestas sensatas, muy viables y que vienen a atajar los dos problemas fundamentales de la comunidad, que son el paro y la corrupción", ha resumido Marín, quien cree que su carácter "moderado" y sus "ideas progresistas" pueden convencer a los andaluces el próximo 22 de marzo.
A LA CONQUISTA DEL CENTRO
Marín ha señalado que lo que él y su equipo ofrecen es "trabajo, trabajo y más trabajo" por una Andalucía mejor y por una comunidad en la que impere el "sentido común". En esta línea, ha criticado que "ahora todo el mundo quiera apoderarse del centro" político e ideológico y ha reivindicado el "aire fresco" que traen las iniciativas de su partido, a diferencia de las de los demás.
Respecto al fallido pacto a nivel nacional entre Ciudadanos y UPyD, ha lamentado que no fuese posible "confluir en un espacio común", principalmente, por "intereses personales", así como que se perdiera "una gran oportunidad para reforzar una tercera vía" en el país.
A nivel regional, Marín ha asegurado que no cierra la puerta a crear esa "tercera vía" en la comunidad aunque, eso sí, ha señalado que la "única relación o contacto" que ha tenido con personas de UPyD en Andalucía ha sido porque estos simpatizantes de la formación magenta "se han sumado a nuestro proyecto". Al hilo de esta reflexión, ha indicado que cree que, del fallido pacto con UPyD, quienes han salido más reforzados por su "talante de apertura y diálogo", han sido los miembros de su partido.