Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PNV y PSE piden la creación de una ponencia de autogobierno y apuestan por una reforma constitucional

También piden una ponencia de Memoria y Convivencia para consolidar la paz y contribuir a materializar "el fin definitivo de ETA"
PNV y PSE-EE han pedido, de forma conjunta, la creación, en el Parlamento vasco, de una ponencia de autogobierno para reformar el Estatuto de Gernika a través de una Proposición de Ley en la que apuestan por "una reformulación del modelo autonómico" del Estado y por una reforma constitucional" que amplíe las posibilidades de "mejorar el autogobierno".
También han reclamado la constitución de una ponencia de Memoria y Convivencia para lograr una sociedad "conciliada, en la que todas las víctimas reciban el reconocimiento y la reparación que merecen", conseguir "consolidar sólidamente la paz" y contribuir "en la materialización del fin definitivo de ETA".
Ambas formaciones registraron el pasado viernes dos Proposiciones no de Ley para activar los trabajos parlamentarios relacionados con estas cuestiones y este martes la Mesa de la Cámara les ha dado luz verde. Con el registro de sendas iniciativas para crear estos foros parlamentarios, jeltzales y socialistas "dan cumplimiento" a dos de los compromisos recogidos en el acuerdo rubricado la pasada semana entre ambos partidos para gobernar en coalición, según han asegurado en un comunicado.
Los grupos de PNV y PSE-EE consideran que "todos los partidos están emplazados a propiciar espacios de diálogo y entendimiento que permitan, desde el respeto a la pluralidad y la diversidad de proyectos, la construcción de amplios consensos".
En este sentido, ven en el Parlamento Vasco y en las Ponencias que, en su caso se constituyan, "los instrumentos propicios para llevar a ese escenario de acuerdo". Además, reconocen que las materias objeto de debate son "de tal trascendencia que será necesario mucho trabajo, mucha cintura política y mucho diálogo".
Con la admisión a trámite de estas dos iniciativas, el Parlamento vasco abre la vía para que puedan someterse a la consideración del Pleno. No será hasta el próximo periodo de sesiones cuando ambas iniciativas puedan ser debatidas.
CONTENIDO
Los portavoces de los grupos del PNV y del PSE-EE, Joseba Egibar y José Antonio Pastor, respectivamente, han presentado ambas Proposiones no de Ley.
En la destinada a la creación de una ponencia para la actualización del autogobierno de Euskadi, destacan que el Parlamento, a lo largo de la pasada legislatura, desarrolló "un extenso trabajo" de reflexión con aportaciones de expertos y recopilación "de exhaustiva documentación" en relación a la evolución del autogobierno de Euskadi desde la aprobación del Estatuto de Gernika en 1979 hasta la actualidad.
En este sentido, explican que, "fruto de ese trabajo", los distintos grupos parlamentarios existentes en ese momento (entonces no estaba Elkarrekin Podemos) "llegaron a sus propias conclusiones" y, a partir de ellas, realizaron sus aportaciones, que quedaron registradas en enero de 2016 en la Cámara.
A su juicio, "es una convicción compartida" de jeltzales y socialistas que el Estatuto de Gernika "ha supuesto y sigue suponiendo como instrumento de vertebración de la convivencia democrática en Euskadi y como fuente de bienestar para la ciudadanía".
Asimismo, consideran que "la andadura iniciada por la sociedad vasca en el marco institucional y de autogobierno definido por sus preceptos ha constituido, sin duda, una experiencia de éxito".
También comparten que el modelo autonómico vigente en el Estado español "precisa de una reformulación que ponga en valor el autogobierno vasco y sus singularidades históricas, jurídico-institucionales y culturales propias", y subrayan que "una reforma de la Constitución en tal sentido ampliaría las posibilidades para mejorar y garantizar el autogobierno que demanda la sociedad vasca".
PNV y PSE-EE creen "urgente e inaplazable arbitrar mecanismos institucionales más eficaces para la defensa del autogobierno vasco" porque "constatan con preocupación la existencia en el Estado de un fuerte impulso recentralizador que desconoce la voluntad política territorial e ignora su pluralidad y diversidad".
"Por ello, aprovechando los trabajos realizados en la pasada legislatura, e incorporando también las aportaciones de grupos que no tuvieron ocasión de participar, consideramos necesario abordar un proceso de actualización del autogobierno que garantice el encaje jurídico-legal de la reforma y tramitado de acuerdo con las normas y procedimientos legales vigentes, con el propósito de profundizar en la convivencia democrática, y avanzar en la cohesión y la justicia social", aseveran.
Por ello, instan a constituir una ponencia parlamentaria específica para la actualización del autogobierno vasco, "partiendo de la experiencia y documentación recabadas en la legislatura pasada y buscando el máximo consenso posible entre diferentes".
Este foro parlamentario, según explican, "desarrollará sus trabajos con el objetivo de alcanzar una formulación abierta, pero concreta, de bases y principios para la reforma y actualización del autogobierno". "De conformidad con esas bases y principios, la ponencia establecerá o acordará la fórmula y procedimiento más adecuado para la elaboración de un borrador de texto articulado que enuncie una reforma del Estatuto de Gernika, respetando el ordenamiento jurídico", apuntan.
PONENCIA DE MEMORIA Y CONVIVENCIA
Joseba Egibar y José Antonio Pastor también han pedido, de forma conjunta, la constitución de una ponencia sobre memoria y convivencia en Euskadi en el seno de la Comisión de Derechos Humanos.
En este sentido, recuerdan que, a lo largo de las últimas legislaturas, se ha desarrollado en el seno del Parlamento vasco "un intenso trabajo" dirigido, primero, al reconocimiento y a la reparación de las víctimas, "siendo el paso más significativo desde el punto de vista normativo la aprobación, en Junio del 2008 y con un amplio consenso, de la Ley de Reconocimiento y Reparación a las Víctimas del Terrorismo".
Además, subrayan que, posteriormente, tras el anuncio del fin de la actividad armada de ETA en 2011, "que supuso un avance sustancial en la coexistencia, sin asesinatos ni amenazas, quedó patente la necesidad de continuar trabajando en materia de memoria y normalización de la convivencia", por lo que se creó el Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos a raíz de los acuerdos de 12 de julio de 2012.
"Hoy sigue siendo necesario continuar trabajando por la búsqueda, tanto de una convivencia conciliada, en la que todas las víctimas reciban el reconocimiento y la reparación que merecen, como de un conjunto de compromisos vinculados a los principios democráticos y los Derechos Humanos, aceptando, para ello, como punto de partida los consensos que con mayor alcance de pluralidad han sido logrados en los últimos años", afirman.
Asimismo, señalan que, "junto al objetivo de consolidar sólidamente la paz y la normalización de la convivencia, contribuyendo también en la materialización del fin definitivo de ETA, es necesario afrontar, a su vez, las nuevas realidades del siglo XXI relacionadas con la gestión de valores como la diversidad y la solidaridad en la convivencia o la educación, así como las nuevas formas de exclusión e injusticia o en las respuestas a la amenaza del terrorismo internacional o la guerra".