Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PNV pide al PP que deje la inercia de "utilización de las víctimas" y se sume a la ponencia de Memoria y Convivencia

Iturrate dice que en la ponencia de autogobierno el PNV estará "más cerca de todos aquellos que compartan que Euskadi es una nación"
El parlamentario del PNV Iñigo Iturrate ha pedido al PP que se sume a la ponencia de Memoria y Convivencia y deje el "postureo" y la "inercia" de "utilización de la violencia, del terrorismo y de las víctimas para hacer ventajismo político".
En una entrevista a Onda Vasca, recogida por Europa Press, se ha referido a la postura del PP vasco sobre su participación en la ponencia de Memoria y Convivencia. La formación popular reclama un "mínimo ético previo" para que nazca este foro y que, según los populares, debe ser la condena por parte de todos los grupos del "pasado terrorista de ETA".
Iturrate ha afirmado que es "una pena" que el PP "se enroque en algo no tiene sentido" porque, según ha indicado, este partido participa con EH Bildu "en todos los órganos parlamentarios, en todas las comisiones y en todas las ponencias".
"Si alguien esta inhabilitado para hablar de una cosa porque, según su teoría, está contaminado por la violencia o por una falta de compromiso ante la violencia, estaría inhabilitado para todo y no solo para hablar de unas cosas", ha agregado.
Iturrrate ha indicado que el PP ha trasladado que "no va a poner condiciones de inicio a nadie para dialogar" y ha añadido que "el lugar para plantear las reivindicaciones o exigencias que cada uno considere que tiene que hacer es la ponencia".
"Si el PP se cierra desde el inicio al diálogo es su problema, el PP es el quinto partido político en la Cámara, es un partido que va camino de la irrelevancia en este país. Se reconoce incluso en los círculos del PP que tienen que dar un golpe que reconduzca esa situación", ha añadido.
"POSTUREO Y ESCENIFICACIÓN"
Por lo tanto, ha asegurado que "el camino no es aislarse" porque esté el PP o no en la ponencia, "se va a poner en marcha" y "no va a estar secuestrada" sino que "va a funcionar". Iturrate espera que, "más allá del postureo y escenificación del PP, al final se imponga el sentido común y acabe participando". A su juicio, "no tendría sentido" construir la convivencia y la normalización política "sin que el PP esté presente".
Iturrate ha indicado que no tenía ninguna constancia de que el PP planteara esa condición, salvo los "rumores", aunque ha recordado que esa fue su postura en la legislatura pasada. No obstante, ha subrayado que ahora se está en una "nueva situación, con un nuevo mapa político" y la "bancada de EH Bildu es otra", por lo que "no tiene sentido que nos estemos excluyendo".
"No hay por otras partes exclusiones, nadie esta pidiendo la exclusión del PP por cualquier otra razón, EH Bildu podría tener las suyas". No nos parece una postura lógica mas allá de mantenerse en el error de enrocarse y de hacer por una parte, postureo, y por otra, continuar con una inercia con la que hay que romper que es la utilización de la violencia, del terrorismo, de las víctimas para hacer ventajismo político. Eso es una historia del pasado y debiera romper con eso", ha añadido.
PONENCIA DE AUTOGOBIERNO
Por otra parte, en relación a la ponencia de autogobierno y a la intención del Gobierno vasco de contar esta legislatura con un texto articulado, Iturrate ha destacado el hecho de que en esa ponencia "el PP no amenaza con estar porque esté EH Bildu" cuando el objetivo es "estructurar institucionalmente el país y establecer las nuevas reglas de juego con las que vamos a funcionar como país".
"Es tan fundamental como hablar de paz y convivencia y, sin embargo, ahí no tiene inconveniente el PP en sentarse a la mesa, es la demostración del absurdo de la postura", ha agregado.
Por otra parte, Iturrate ha destacado que el trabajo de "mejorar y dar un paso adelante" en el autogobierno es un "trabajo complicado" porque hay "identidades distintas, sentimientos diferentes", pero cree "se puede", si hay "voluntad de avanzar, de acordar y respetar la opinión mayoritaria de la ciudadanía", siempre que "se pretenda hacerlo con voluntad de incorporar a todas las sensibilidades a ese acuerdo".
Iturrate ha subrayado que van a participar todos los partidos que tiene "voluntad de hablar", que es el "el mínimo instrumento necesario para poder llegar a acuerdos".
El parlamentario vasco ha afirmado que en la pasada legislatura ya "se ha venido avanzando" y todo los partidos han puesto "negro sobre blanco" sus planteamientos sobre el autogobierno y se está dando "tiempo" a Elkarrekin Podemos para que "se incorpore a estos trabajos y, a partir de ahí, empezar a articular una propuesta".
Según ha destacado, hay intención de que el texto articulado esté en "un plazo razonable" y sería un grupo de personas el que se encargarían de la redacción de ese documento para que "pueda sintetizar la voluntad mayoritaria".
Iturrate ha reconocido que la "unanimidad es prácticamente imposible", pero ha recordado que, hace 37 años, encontraron un "terreno más o menos común", aunque "algunos quedaron fuera de esos consensos". "Pero la historia demuestra que, 30 años después, se han acercado a ese terreno común".
A su juicio, hay una "conciencia mayoritaria" de que "más autogobierno es mas bienestar" y que hay que dar "un paso" en su ampliación. "El mínimo respeto a las reglas democráticas pasa por asumir la voluntad de la mayoría y, por parte del Estado, reconocer que tiene un problema irresuelto de encaje de las realidades nacionales en el Estado".
Iturrate ha indicado que el planteamiento del PNV esta "puesto negro sobre blanco" y está "más cerca de todos aquellos que compartan que Euskadi es una nación, que, por lo tanto, tiene derecho a decidir su futuro y tiene la voluntad de buscar un nuevo estatus de relación con el Estado que pase por el reconocimiento del derecho nacional vasco y unas garantías bilaterales en la relación de Euskadi con el Estado". "Ahí está la hoja de ruta del PNV, con quien se acerque a esa hoja de ruta, estaremos más cerca", ha añadido.
Por otra parte, sobre el inicio de la legislatura en el Parlamento vasco, ha destacado que el acuerdo gobierno entre PNV y PSE es es un pacto "ambicioso y comprometido con las necesidades reales de la ciudadanía" y esas "palabras y compromisos" van "tomando forma en cada uno de los departamentos".
En este sentido, en relación a la mejora de Lanbide, ha indicado que es un "compromiso claro" del lehendakari y requiere una "reforma", pero ha indicado que hay que procurar "no estresar excesivamente al instrumento". "Es una buena herramienta que requiere cierta adaptación, pero no estirar demasiado el chicle de tirarnos Lanbide a la cara unos partido y otros porque se corre el riesgo de acabar rompiendo el instrumento", ha apuntado.
Por último, ha señalado que, a lo largo de la legislatura, buscarán el acuerdo con todos los que estén dispuestos a colaborar" y "no se cierra la puerta a nadie". No obstante, ha indicado que no hay "perspectiva ni voluntad de cerrar un acuerdo de legislatura con ninguno de los grupos.