Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PNV: "La convivencia política entre Euskadi y España debe ser pactada y no impuesta"

El portavoz parlamentario del PNV y presidente del GBB, Joseba Egibar, ha afirmado que "la convivencia política entre Euskadi y España debe ser pactada y no impuesta", y ha propuesto acordar el ejercicio del derecho a decidir del pueblo vasco, que "no es capricho nacionalista", sino "motor de presente y futuro" de Euskadi.

En una entrevista concedida a Europa Press, el portavoz parlamentario del PNV y presidente del GBB, Joseba Egibar,ha asegurado que el actual Estado "anfitrión, mañana puede ser vecino", y ha destacado que lo que suceda en Cataluña en 2014 tendrá "una importancia trascendental".
El dirigente jeltzale ha considerado que perduran en el tiempo "las razones" que llevaron a su partido a promover hace 35 años la abstención en el referéndum sobre la Constitución y ha recordado que no se incorporó "de forma satisfactoria a las realidades nacionales" del Estado.
Tras recordar que el Estatuto de Gernika no se ha cumplido, ha destacado que, al contrario, "se ha ido tejiendo una tela de araña con legislación básica, con un acompañamiento de sentencias del Tribunal Constitucional", que ha hecho que, "al final", el modelo territorial actual "haya fracasado y proyecta sobre el conjunto de las nacionalidades históricas una especie de ambiente irrespirable".
Por ello, ha apostado por una "revisión e interpretación" de la Constitución porque "se abre una nueva oportunidad". En este contexto, ha instado al PP y al PSOE a "aprovechar la crisis" del modelo de Estado "que tienen y que sufrimos todos", para realizar una reflexión sobre "cómo relacionarse con esas realidades nacionales" que, en este momento, no tienen estructura de Estado, como Euskadi y Cataluña, pero que sí tienen "vocación de articular una convivencia política pacífica".
El representante del PNV espera que los populares no vayan a la búsqueda de "un Estado cada vez más unitario y recentralizador". "Tienen la oportunidad de dar solución a esas realidades nacionales", ha indicado.
A su juicio, "la convivencia política no se puede imponer" porque, si no, "dura poco" y no es pacífica". "Yo creo que la convivencia entre naciones debe, por supuesto, ser pactada. En Cataluña se están precipitando los acontecimientos y va a llevar a todos, cuando menos, a reflexionar sobre un modelo que dé satisfacción democrática a lo que los pueblos libre y democráticamente quieran expresar", ha añadido.
En este sentido, ha apuntado que, mientras el PP "parece que camina en la dirección contraria", el PSOE, "de vez en cuando, saca de la chistera el conejo del federalismo", pero no acaba de concretar qué "modelo de relación" ofrece a vascos y catalanes.
Joseba Egibar ha considerado que "lo que va a suceder en 2014 en Cataluña va a tener una importancia trascendental", en alusión al referéndum, porque la comunidad catalana supone el 20 ó el 21 por ciento del PIB del Estado.
Nuevo Estatus
El portavoz parlamentario del PNV ha recordado que ahora su partido impulsará en la Cámara autónoma un debate con todas las formaciones políticas para acordar "unos mínimos" con el fin de conseguir un nuevo estatus.
Tras señalar que "cada uno hará su planteamiento", ha asegurado que lo que "es evidente" es que "toca revisar el Estatuto y buscar ese estatus de relación con España basado en el respeto, en el reconocimiento del sujeto político del pueblo vasco, con el consiguiente derecho a decidir", y con un pacto sobre "el ejercicio de este derecho".
Egibar ha recordado que "el pueblo vasco está configurado, hoy por hoy, en tres realidades jurídico-administrativas ubicadas en dos Estados diferentes", el español y el francés, "y hay que respetar lo que libre y democráticamente decidan los ciudadanos en esos tres ámbitos".
"No somos quién para decir lo que se debe hacer en Navarra o en Lapudi o Zuberoa, pero sí creemos que ha llegado la hora de actualizar esa voluntad política en la Cámara vasca", ha subrayado.
Sobre la propuesta de EH Bildu de recuperar los acuerdos de Loiola y el preámbulo del 'Plan Ibarretxe' en la ponencia que se configure sobre nuevo estatus, el presidente del GBB ha cree que la izquierda abertzale "siempre llega tarde", pero ha apuntado que "está bien como recordatorio y como aportación".
El dirigente jeltzale ha admitido que "puede haber una mayor identificación" de su partido con la coalición soberanista a la hora de abordar "la superación del actual estatus" porque PP y PSE-EE "están a gusto con la actual situación" o incluso pretenden "estar por debajo" porque el actual Estatuto de Gernika "se ha incumplido".
No obstante, ha asegurado que el PNV "busca coincidir con otras formaciones políticas en el reconocimiento del pueblo vasco y el ejercicio del derecho a decidir, que no es un capricho nacionalista", sino que constituye "el motor del presente y futuro" de Euskadi como comunidad política.
De esta forma, ha defendido que los vascos puedan "en el futuro próximo ser dueños de su destino político", y ha asegurado que se trata de "una cuestión democrática", no de nacionalismo.
"Si la soberanía es buena para Luxemburgo, para España y para Francia, ¿por qué va a ser mala para Euskadi?. El que decidamos sobre las políticas públicas que nos afectan como pueblo, como sociedad, como persona en el ámbito laboral, social y económico, no es malo. Tenemos dimensión, proyección y datos que nos acreditan para trabajar, de común acuerdo, por esa realidad", ha aseverado.
En este sentido, ha insistido en que la formación jeltzale pretende hacer ese camino con "todos" los partidos, "también con el PP y el PSE-EE", porque su objetivo es que el actual estatus "se modifique y, además, que sea beneficioso" para Euskadi.
Joseba Egibar ha defendido que esto se haga "de forma democrática y pactada, negociando con el Estado español y también ubicando esa realidad en el contexto europeo".
En su opinión, existe "el principio democrático, consagrado en el proceso de Quebec, que se está aplicando en todos los procesos de naturaleza política que exigen la convivencia de realidades nacionales diferentes", y que consiste en que "lo que libre y democráticamente decida la ciudadanía, en este caso la vasca o la catalana, tiene un valor normativo relevante". "No lo vas a poder imponer, pero necesariamente va a obligar a la otra parte concernida a negociar", ha indicado.
Egibar ha asegurado que el primer ministro británico, David Cameron, al permitir el referéndum en Escocia sobre su independencia, demuestra que "no es Rajoy ni Rubalcaba ni Zapatero ni Aznar", sino que tiene "otra cultura democrática".
En este sentido, ha precisado que se trata de "admitir la existencia de un sujeto político que se pueda expresar de forma indubitada sobre algo que se le plantee y que el resultado de esa consulta sea negociado".
"Nosotros desde luego, no vamos a renunciar a convencer a los partidos políticos que no piensan como nosotros de que el reconocimiento del sujeto político y el derecho a decidir aplicado a todas las políticas públicas y al ámbito competencial beneficia a todos", ha subrayado, para precisar que, de esta forma, el Estado que "hoy es anfitrión, mañana puede ser vecino".