Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PNV pide un "desagravio" para Atuxta y Rajoy solo dice que el Estado de Derecho "ha funcionado", como con Batasuna

El jefe del Ejecutivo subraya que España es el cuarto país con menos demandas admitidas por habitante ante el tribunal de Estrasburgo
El PNV ha pedido este martes a Mariano Rajoy un "desagravio" para el expresidente del Parlamento vasco Juan María Atutxa tras la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH). Sin embargo, el jefe del Ejecutivo se ha limitado a asegurar que el Estado de Derecho "ha funcionado", como con la ilegalización de Batasuna.
En concreto, el portavoz parlamentario del PNV, Aitor Esteban, ha pedido cuentas a Rajoy por esa sentencia de Estrasburgo, que reconoció hace una semana que Atutxa y los exmiembros de la Mesa de la Cámara de Vitoria Kontxi Bilbao y Gorka Knorr vieron vulnerado su derecho a un juicio equitativo cuando fueron condenados por el Tribunal Supremo en abril de 2008 al negarse a disolver el grupo parlamentario Sozialista Abertzaleak (SA) tras la ilegalización de Batasuna en 2003.
En la sesión de control al Gobierno celebrada en el Pleno del Congreso, Esteban ha recalcado que Atutxa fue "objeto de una cacería política" y ha recordado numerosas declaraciones de cargos del PP que llegaron a tildar al expresidente del Parlamento vasco de "presunto delincuente que no está en sus cabales" y pidieron su "dimisión" por su "sectarismo".
ESTEBAN: HA SIDO "PERSEGUIDO CON SAÑA POLÍTICAMENTE"
Es más, ha señalado que cuando el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco archivó el caso, Rajoy también dijo que el fiscal debería instar a que se produjera un recurso y el PP llegó a pedir la dimisión del entonces fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, por entender que no veía desobediencia en la actitud de Atutxa.
Tras subrayar que es "utilizando" Manos Limpias --"con su dirigente enviado a prisión por chorizo y por chantajista"-- como se llega al Tribunal Supremo, Esteban ha saludado que Europa haya "reparado el atropello parcialmente" porque "la inhabilitación no la quita nadie" ni "todo lo que tuvo que aguantar el señor Atutxa y sus compañeros".
A su juicio, el expresidente del Parlamento vasco ha sido "perseguido por ETA" pero también "con saña políticamente" por el Partido Popular". "Por eso espero de su boca un desagravio por lo que ha ocurrido con el señor Atutxa", ha espetado a Rajoy.
RAJOY REITERA QUE NO VALORA LAS SENTENCIAS
Rajoy ha señalado que no valora las sentencias, ni las de los tribunales españoles ni las del TEDH de Estrasburgo, sino que las acata "todas". Y ha afirmado que "malo sería" que un presidente del Gobierno se dedicara a "comentar" las resoluciones judiciales.
A renglón seguido, el jefe del Ejecutivo ha recordado que el TEDH ha dictado "muchas sentencias" y algunas, como la ilegalización de Batasuna o la reciente sobre dispersión de presos terroristas, dijo que eran "legales", mientras que la llamada 'doctrina Parot' y la relativa al 'caso Atutxa, las anuló.
Eso sí, Rajoy ha subrayado que esa sentencia de Estrasburgo sobre Atutxa no entra "en el fondo del asunto" sino que "se limitó a decir que los acusados deberían haber sido interrogados como testigos" ante el Tribunal Supremo.
Tras destacar que es un dato "muy positivo" que España sea el cuarto país con menos demandas admitidas por habitante ante el TEDH, el presidente del Gobierno ha recalcado que el Estado de Derecho "ha funcionado" y el sistema de control y revisión de las resoluciones judiciales, así como los recursos. "Ésa es la grandeza de la democracia", ha proclamado.