Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PDeCaT cree que el TC le va a permitir tener grupo en el Senado, pero que no podrá recuperar "los derechos perdidos"

El portavoz de PDeCat en el Senado, Josep Lluís Cleries, se ha mostrado confiado en que el Tribunal Constitucional dará la razón a su partido frente al Senado y les permitirá tener grupo propio en la Cámara Alta, donde ahora están inscritos en el Grupo Mixto, pero ha advertido de que cuando eso suceda no podrán recuperar "los derechos perdidos", los turnos de intervención o iniciativas que les hubiera correspondido presentar.
En declaraciones a Europa Press, Cleries ha criticado que la Mesa del Senado haya vuelto a rechazar este martes que puedan tener grupo, una vez que el Tribunal Constitucional (TC) ha admitido a trámite el recurso de PDeCat contra la negativa del Senado del pasado mes de agosto.
El portavoz ha asegurado que el TC asegura en esa admisión que ve indicios de que se puede estar vulnerando derechos fundamentales y ha considerado "sorprendente" que la Mesa del Senado no atienda los criterios del alto tribunal.
Ha añadido también que los servicios jurídicos de la institución ya argumentaron a favor de que PDeCat pudiera tener grupo propio según el Reglamento del Senado y los antecedentes, lo que dejaba en un plano político, no jurídico, la decisión. Hoy, el vicepresidente primero de la Mesa, Pedro Sanz, ha explicado que se rechazaba de nuevo esta petición porque la admisión a trámite de un recurso no es motivo para cambiar de criterio y ha asegurado que se esperará a la sentencia.
Cleries ha defendido sin embargo que, a la espera de ese fallo, se les permita constituir grupo porque "cada día que pasa y cada mes que pasa son derechos parlamentarios vulnerados". "La Mesa tiene como misión preservar nuestros derechos parlamentarios y los vulnera. Es muy grave", ha añadido.
El Reglamento del Senado obliga a sumar diez senadores al inscribir un grupo parlamentario, una cifra a la que en muchas ocasiones se llega sumando los senadores propios de un partido con otros cedidos por distintos partidos políticos. Al arrancar el periodo de sesiones, los parlamentarios prestados pueden volver a su grupo original.
La Mesa del Senado rechazó sin embargo esta petición el año pasado de PDeCat, entre otras cosas, porque necesitaba más senadores prestados que los que aportaba, que eran cuatro. Estos parlamentarios pasaron así a formar parte del Grupo Mixto, donde permanecen junto a otros doce senadores.