Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El diputado del PDeCAT que se reunió con Al Assad justifica ante Pastor que la visita fue estrictamente privada

El diputado del PDeCAT y miembro de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, Jordi Xuclà, que se reunió el pasado mes de marzo con el presidente de Siria, Bashar Al Assad, ha justificado esa visita ante la presidenta del Congreso, Ana Pastor, alegando que fue un viaje estrictamente privado y ajeno a la Cámara.
Tal y como se comprometió en la última Mesa del Congreso, Pastor se ha reunido esta semana con Xuclá, coordinador de diputados y senadores del PDeCAT, para pedirle cuentas por la entrevista que, junto con el senador del PP y presidente de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, mantuvo con el dictador sirio.
Invitados por el Parlamento sirio y en un avión fletado por Rusia, Xuclà y Agramunt viajaron a Damasco con parlamentarios rusos y de otros países europeos y allí fueron recibidos por Al Assad. El Gobierno español aseguró haber desaconsejado el viaje, que acabó desatando una polémica en el seno del Consejo de Europa y puso en el alero la continuidad de Agramunt al frente de la asamblea parlamentaria.
AL SER PRIVADO, NO TENÍA QUE COMUNICAR NADA AL CONGRESO
En la reunión de la Mesa de la Cámara de la semana pasada, Ciudadanos pidió saber en calidad de qué viajó Xuclá a Damasco y se reunió con el presidente sirio, pues no figuraba en la agenda institucional de relaciones internacionales. En ese contexto, Pastor se comprometió a hablar con él para que le aclarase ese extremo.
Según informaron a Europa Press fuentes parlamentarias, el diputado convergente ha confirmado a la presidenta que su viaje a Siria y su entrevista con Al Assad fue estrictamente privado y que, por tanto, ni comunicó sus planes al Grupo de Liberales del Consejo de Europa que preside, ni al Gobierno español, ni tampoco pidió autorización expresa a la Mesa del Congreso.
La presidenta ha aceptado las explicaciones de Xuclà, aunque le ha recordado, para futuras iniciativas privadas, que los diputados lo son las 24 horas.