Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PCA propone abrir expediente a Valderas si no rechaza la oferta de Susana Díaz para ser Comisionado de Memoria Histórica

El Partido Comunista de Andalucía (PCA) ha advertido este martes de que si el exvicepresidente del Gobierno andaluz y excoordinador general de IULV-CA, Diego Valderas, no rectifica y rechaza la oferta de la presidenta de la Junta, Susana Díaz, para ser Comisionado de la Memoria Histórica, propondrá a los órganos pertinentes del partido la adopción de las medidas oportunas, "lo que incluirá la apertura de un expediente y el nombramiento de una instrucción de acuerdo con los estatutos vigentes del PCA".
En un comunicado, los comunistas andaluces explican que la dirección conoció la propuesta a través del coordinador de IULV-CA, Antonio Maíllo, después de que este fuera informado personalmente por la presidenta de la Junta "y no por la persona en cuestión". "Solo en la mañana de ayer se puso en contacto con el secretario general del PCA, José Manuel Mariscal, para informar de lo que ya era de conocimiento público", agrega.
De esta manera, el PCA ha mostrado su "más absoluta disconformidad" con la propuesta porque "sería apoyar y colaborar con el Gobierno de la Junta sostenido por el PSOE-A y Ciudadanos", y también "por contravenir la posición contraria a la creación del Comisionado del conjunto de organizaciones del movimiento memorialista, expresada en el trámite parlamentario de la Ley de Memoria Histórica y que motivó que tal figura no conste en dicha ley".
Según prosigue, le han reclamado Valderas --que es militante del PCA, miembro de su Comité Central y del Comité Federal del PCE-- que retire su conformidad con tal propuesta de nombramiento y que, en todo caso, esta cuestión debía ser valorada por los órganos de dirección de los que él mismo forma parte.
Así, ven como "una falta de respeto al PCA, a sus órganos de dirección y a su militancia" que Valderas haya hecho "caso omiso" al requerimiento del partido y que se haya "reafirmado" en su aceptación.
"Con estas actuaciones y declaraciones, Valderas se está situando de manera voluntaria fuera de la política del PCA, pretendiendo causar daño a la imagen pública del PCA y de IU, generando confusión en la opinión pública sobre la posición de IU ante el Gobierno de Susana Díaz y tratando de perjudicar el proceso de unidad popular en Andalucía que el Partido Comunista defiende", censuran desde el PCA.
"BURDA MANIOBRA MEDIÁTICA"
Y es que, como advierte el partido, Susana Díaz, tras su derrota en la primarias del PSOE, "trata de maquillar su alianza derechista con Cs con esta burda maniobra mediática, que está de antemano condenada al fracaso pues no dañara ni al Partido Comunista, ni a Izquierda Unida, ni al importante movimiento memorialista de nuestra tierra que tiene perfectamente claro cuáles son los objetivos de esta maniobra".
Con todo, los comunistas andaluces defienden que la prioridad debería ser dotar presupuestariamente la ley de Memoria Democrática de Andalucía y su materialización normativa, "y que ese debería ser la prioridad política en este asunto, para evitar que esta ley se convierta en un brindis al sol".